300 CONTRA UN EJÉRCITO

300 Comic Movie Pixel Art Xtreme Retro 1

¿LEYENDA, CORAJE O SUICIDIO COLECTIVO?

Frank Miller y Robert Rodriguez abrieron con Sin City un nuevo horizonte para las adaptaciones de cómics al cine, valiéndose del ordenador y la pantalla verde para plasmar en celuloide la novela gráfica original, viñeta tras viñeta, encuadre tras encuadre.

El mismo camino tomó Zack Snyder en su adaptación de 300, la magistral obra de Frank Miller que narra la batalla de las Termópilas, en la que 300 espartanos detuvieron el avance del colosal ejército del rey de Persia, Jerjes – de 250.000 hombres a un millón, dependiendo del historiador -.

Demostrando un valor fuera de lo común en Hollywood, Snyder no se prestó a suavizar ni el mensaje ni la violencia de la novela gráfica de Miller.

El resultado es una película espectacular, de una violencia fascinante.

Basta con decir que la sangre salpica la pantalla: brazos y piernas vuelan cercenados por los aires en una coreografía brutal, que convierte la batalla de Braveheart en una pelea de almohadas.

Pero, ¿cómo se logró convertir un cómic de menos de 100 páginas en un largometraje de casi dos horas?.

Lena Headey 300 Queen Gorgo Funny Picture Xtreme Retro1

Pues dando más protagonismo a la reina Gorgo, esposa de Leónidas, en una trama secundaria que es de lo más flojo del film.

300 Comic Movie Pixel Art Xtreme Retro 2

UN CÓMIC DE CARNE Y HUESO

Snyder trasladó a la gran pantalla el cómic original, viñeta a viñeta, rodando sólo a los actores y añadiendo posteriormente el fondo con ayuda del ordenador.

300 Comic Movie Scene Xtreme Retro

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.