42 ALL-TIME CLASSICS

La mayoría de los creadores de juegos regresan a sus orígenes en algún momento.

Pero en el caso de Nintendo, que comenzó a fabricar juegos de cartas en 1.889, los orígenes estaban demasiado lejanos.

42 All-Time Classics – publicado como Clubhouse Games en Norteamérica y Asia – es una celebración de una época anterior a los videojuegos, pero que se expresa con el lenguaje de estos.

Ofrece un compendio de clásicos de los juegos de cartas, los juegos de mesa y los deportes de bar, todos incluidos en un cautivador cartucho que anima a las nuevas generaciones de aficionados a descubrir estas joyas del ayer: blackjack, póquer Texas Hold’em, ajedrez, Ludo, dominó, solitario, el juego de los barcos – rebautizado extrañamente como Grid Attack por motivos de copyight -, las damas, Othello – llamado Turncoat -, dardos, rummy, backgammon, los sietes y el ahorcado.

En todos los casos, Nintendo ha conseguido representar estos juegos clásicos de un modo perfectamente adecuado para la pantalla táctil de DS, con una presentación y una facilidad de comunicación que resulta cautivadora en todo momento.

La inteligencia artificial es más competente que virtuosa – como resultará evidente a cualquier jugador de ajedrez con práctica que se enfrente a ella -, pero el conjunto tiene muy pocas deficiencias.

Todos los juegos están disponibles para jugar en línea o de forma inalámbrica en modo local, excepto tres, que son para un solo jugador.

Cuenta con un PictoChat incorporado, frases de chat con autotraducción para su utilización en línea, y la capacidad de enviar cualquiera de los juegos como un regalo para que el receptor lo guarde en la memoria de su DS.

El resultado encaja como un guante en este formato, una antología de juegos tan perdurable como los clásicos que contiene del primero al último de sus bits.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.