A MIND FOREVER VOYAGING

En la cumbre de su éxito, Infocom se arriesgó con su título más audaz: una historia interactiva sobre la facultad de la política para truncar vidas; una historia personal explicada desde el interior de un ordenador, y un juego con casi ningún reto.

En A Mind Forever Voyaging el usuario adopta el rol de una sensible inteligencia artificial en un laboratorio.

El Gobierno está a punto de desarrollar una serie de políticas según el Plan para el Proceso de la Renovación Nacional, y el objetivo es explorar la simulación del futuro para evaluar cómo se desarrollará el Plan.

Durante cinco décadas, Perry, el humano en el que habita la inteligencia artificial, se aloja en el pueblo ficticio de Rockvil, en Dakota del Sur, e intenta llevar una vida normal: se compra algo de ropa, habla con los paisanos y vive con su mujer.

Pero, década tras década, todo lo que observa no hace más que empeorar.

Perry puede registrar sus experiencias y esgrimirlas como pruebas, aunque no a todo el mundo le gusta su informe, y es aquí donde aparece el único reto del juego.

Durante casi toda la partida, los jugadores exploran Rockvil sin que nada se lo impida, y la acumulación de datos es verdaderamente adictiva.

El título constituye, en realidad, una declaración radical contra las políticas conservadoras que se llevaron a cabo en la cúspide de la era Reagan: esencialmente, el escritor Steve Meretzky nos advierte de que las políticas de la derecha destruirán la raza humana.

Pero A Mind Forever Voyaging no consiguió desencadenar la tormenta de fuego que esperaba Meretzky.

El juego te obliga a observar grandes y pequeñas crueldades, que afectan a aquellos a los que más quieres.

Y, aunque no tenga mucho de rompecabezas, el proceso de documentación te engancha de una forma única en el medio.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.