AERO THE ACRO-BAT 2

La mascota de Sunsoft regresó a los 16 bits de Nintendo y SEGA con un nuevo cartucho de plataformas.

Este título destaca por su presentación gráfica, aunque mantiene las características técnicas de la primera entrega.

Y es que cuando Aero hizo su aparición – en marzo de aquel mismo año – en el mundo de los videojuegos, todo hacía prever que no sería la última actuación estelar de este murciélago trapecista.

Sunsoft no dilató mucho la espera y, cumpliendo todas las expectativas, lanzó la segunda parte en sólo 8 meses.

El enemigo de Aero en la entrega primigenia era Edgar Ektor, un payaso expulsado del circo que pretendía boicotear sus instalaciones.

Aunque en aquella ocasión la mascota de Sunsoft lograba evitar el desastre, Ektor ha decidido volver a la carga con un nuevo plan, que se desarrolla a lo largo de las 7 fases – formadas por 19 subniveles – de este Aero the Acro-Bat 2.

Las plataformas constituyen el principal componente de un lanzamiento donde también aparecen pruebas de habilidad y jefes de fase, aunque éstos no están presentes en todos los mundos.

Por su variedad hay que destacar la segunda fase, que transcurre sobre una tabla de snowboard, y la séptima, en la que toda la acción se traslada a la parte superior de un tren.

El resto de la aventura se produce en diversos escenarios como la fábrica del Doctor Dis o el castillo de las campanas, plagados de laberintos y recovecos, donde se encuentran las estrellas que ayudan a Aero a defenderse.

Por otra parte, es preciso mencionar los modos interfases para participar en el juego de los trileros con el fin de lograr puntos o una vida extra.

Todos estos escenarios tienen un impresionante colorido y, además, queda patente la imaginación derrochada en múltiples situaciones por el grupo de Iguana Entertainment – autores de la primera parte de este juego y de NBA Jam, entre tantos otros -.

La habilidad del protagonista constituye otro de los alicientes, ya que la perfecta animación del acrobático murciélago refleja fielmente su capacidad para efectuar saltos y pequeños vuelos.

Sin embargo, la principal novedad de este título es la apreciable mejora en la presentación, gracias a los impresionantes cinemas incluidos entre mundo y mundo.

En ellos se establece un pequeño diálogo entre los protagonistas, donde se explica lo que a continuación va a suceder.

Por otra parte, es preciso reseñar que no existen grandes diferencias entre la versión para Super Nintendo y Mega Drive, ya que incluso el mapeado es similar en ambas entregas.

Por último, un sonido correcto, tanto en las melodías como en los efectos sonoros, complementan un cartucho con el que Sunsoft pretendía consolidar a su mascota como una de las grandes dentro del mundo de los videojuegos.

Aquí comienza el espectáculo.

EN SÍNTESIS

En la parcela visual conviene destacar la buena animación y la rapidez con que realiza los vuelos Aero, así como los gráficos coloristas, que dotan al juego de una gran vistosidad.

Las melodías utilizadas son largas, sobre todo a la hora de los menús, y complementan perfectamente el desarrollo de la aventura sin desentonar.

Por lo demás, no existe una gran variedad de sonidos – entre los que despuntan los códigos necesarios para completar la tercera fase -, pero sí alcanzan el mínimo exigido.

Por último, en el apartado jugable, que es el que realmente importa, la variedad de situaciones invita a jugar desde el primer momento, y las largas fases contienen una dificultad muy ajustada.

DOBLE SALTO MORTAL

La segunda aparición de Aero estaba cantada, y tanto Sunsoft como Iguana pusieron mucho cuidado en no estropear la buena imagen lograda con la primera entrega.

Más fases y una mejor presentación gráfica son los nuevos ingredientes que, unidos a la calidad técnica que atesoraba el cartucho original, completan un acrobático juego de plataformas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.