ALFONSO AZPIRI, GENIO Y FIGURA

Con motivo del reciente lanzamiento del libro de publicaciones sobre las portadas del Spectrum, voy a hablaros en esta ocasión de uno de los más grandes dibujantes con los que ha podido contar la industria del videojuego española, que tuvo su mayor auge en la década de los ochenta.
.

El que iba a ser un músico en sus inicios, decidió abandonar el piano para centrar su vida profesional en la que era su auténtica pasión, la de dibujar cómics.
.
Algo en principio chocante, pero su talento y sus dotes artísticas le avalaban, y no le fue mal, pues en breve se encontró a si mismo dibujando las carátulas de la mayoría de títulos españoles que salían al mercado durante numerosos años.

.
Más de doscientas ilustraciones de todo tipo de juegos llevan su firma, algunos del calibre de Viaje al centro de la tierra o Ulises.

.
A finales de los ochenta, Opera Soft decidió desarrollar un juego que respondía al nombre de Mot, basado en uno de sus personajes más laureados durante aquella época, y en vista del éxito, continuaron lanzando juegos de elevado prestigio, como Lorna, y finalmente, La Colmena, un juego de corte erótico basado en los dibujos del mismo Azpiri, que gustaba de ilustrar mujeres espectaculares en poses sugerentes para sus portadas.

.

La calidad de sus trabajos le otorgaron la posibilidad de colaborar estrechamente con algunos de los diarios más prestigiosos de tirada nacional e incluso hacer acto de presencia en películas de corte fantástico, como un pequeño homenaje a su intachable trayectoria profesional.

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.