ALLEYWAY

Alleyway Nintendo Game Boy Pixel Art Xtreme Retro

El ilustrísimo Gunpei Yokoi sabía que por muy interesante que fuera el hardware, si los títulos no eran divertidos, la gente no querría jugar con ellos.

Esta lección fue muy bien impartida por Game Pocket Computer de Epoch, apenas unos años antes.

Por ello, el equipo de Yokoi empezó a desarrollar el software idóneo para Game Boy en su lanzamiento, y que bien podría ser interpretado como un resumen de la historia del videojuego.

Primero estaba Tennis, una versión actualizada del mítico Pong.

Baseball era el segundo cartucho en discordia, que si bien no hacía referencia a ningún título clásico, es un deporte muy seguido tanto en Japón como en Estados Unidos.

Por descontado, también había un Super Mario, cuya última edición para Famicom, Super Mario Bros 3, estaba arrasando en ventas.

Y por último, pero no por ello menos importante, estaba Alleyway, un mediano clon de Arkanoid cuyo mayor interés resulta ajeno a su mecánica: en reediciones posteriores del juego, Mario figuraba en la portada controlando la nave que hace rebotar la pelota, al estilo del mítico arcade de Taito.

Alleyway Nintendo Game Boy GB Arkanoid Clon Xtreme Retro 1

Alleyway Nintendo Game Boy GB Arkanoid Clon Xtreme Retro 2

Alleyway Nintendo Game Boy GB Arkanoid Clon Xtreme Retro 3

Alleyway Nintendo Game Boy GB Arkanoid Clon Xtreme Retro 4

Alleyway Nintendo Game Boy GB Arkanoid Clon Xtreme Retro 5

Alleyway Nintendo Game Boy GB Arkanoid Clon Xtreme Retro 6

Repetitivo y sin mucho fuste, tiene algunas ideas interesantes: en niveles avanzados, la raqueta reduce su tamaño si la pelota alcanza la zona superior de la pantalla; y abundan los diseños de ladrillos inspirados en personajes de Nintendo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.