ALTERED BEAST EN LOS 8 BITS DE NINTENDO


Pocos hubieran creído posible que una de las mayores cartas de presentación de SEGA en los tiempos de Mega Drive pudiera ser trasladada a los circuitos de NES, su principal rival poco antes de recibir a la todopoderosa Super Nintendo.


No obstante, por extraño que pueda parecer, Altered Beast tuvo el dudoso honor de verse convertido en uno de los escasos títulos de SEGA que vieron la luz en las máquinas de Nintendo durante aquella encarnizada etapa marcada por una agresiva rivalidad.


La razón de su existencia hay que buscarla en la concesión que hizo la compañía nipona de algunas jugosas licencias recreativas a otras tantas empresas desarrolladoras, entre las que se encontraba Asmik.


De modo que en pleno año 1.989 el título vio la luz en los mercados japoneses, aunque no llegó a traspasar la frontera debido principalmente a la escasez de sus virtudes.


Y es que el equipo encargado de su programación no consiguió superar las restricciones que imponía la NES, que se mostraron como una barrera insalvable a la hora de plasmar la calidad intrínseca del original.


Tanto es así que gráficamente esta versión resulta claramente mejorable, pues no supieron – o no pudieron – sacarle un mayor partido a la paleta de colores de la célebre consola de 8 bits; por si fuera poco, los sprites de los distintos personajes dejan bastante que desear, luciendo unas reducidas dimensiones que no les favorecen en absoluto, y unas animaciones paupérrimas por ende.


Respecto al apartado sonoro existen pros y contras, pues mientras las distintas melodías recuerdan poderosamente a las notables composiciones por todos de sobra conocidas, respetando en todo momento la esencia del mítico cartucho de Mega Drive, el resto de elementos sonoros pecan de modestos en el mejor de los casos; o bien se han reducido de forma drástica, como en efecto sucede con la práctica totalidad de voces digitalizadas, que han sido suprimidas de forma tajante.


Con todo, estos detalles podrían ser pasados por alto si la jugabilidad acompaña.


Tristemente este no es el caso, pues las carencias vuelven a cebarse encarecidamente con el programa que no sólo ha dilapidado gran parte de esa brillantez técnica que caracterizó a la primera entrega – algo lógico, dicho sea de paso -, sino que también se ha perdido en el tortuoso proceso de conversión la divertida modalidad para dos jugadores simultáneos, amén de diversos y contundentes golpes del protagonista, sin olvidar que el título adolece de una disminución drástica en el numero de enemigos que se muestran en pantalla.


Por fortuna tantas escaseces quedan suplidas, al menos en parte, con nuevas pantallas que traen consigo originales transformaciones, aunque esto no consigue evitar un desarrollo monótono dominado por el tedio.


Demasiadas carencias para un título que ante todo podía dar muchísimo más de sí, pese a la plataforma para la que fue concebido.


En definitiva, una de las conversiones más pobres que pudieron verse de este prestigioso juego, y también una de las más extrañas y desconocidas por parte de los aficionados al género.


A modo de curiosidad, aquellos que quieran probar esta desafortunada adaptación podrán hacerlo desde el siguiente enlace.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.