APE ACADEMY

Entre el catálogo de lanzamientos de PSP no podía faltar un representante del género conocido como Party Game.

La filosofía de la consola de jugar una pequeña partida esperando el autobús, el metro o en cualquier lugar, unida a sus capacidades multijugador, la hacían idónea para este tipo de programas.

Para protagonizarlo, Sony eligió a los simpáticos y alocados simios de Ape Escape, que por aquel entonces no se perdían una.

Sea como fuere, ante nosotros encontrábamos una colección de 45 pruebas diferentes, a cada cual más original.

Desde carreras de un metro liso hasta combates de boxeo, pasando por hockey aéreo a “piedra, papel y tijera”.

Según las íbamos completando en el modo Historia, eran accesibles para compartir contra otros tres jugadores vía Wi-Fi, aunque también existía la opción de compartir la consola con otro amigo en algunas de ellas.

Hay que decir que no todas eran tan divertidas como nos habría gustado, y algunas parecían más de relleno que otra cosa.

Además, los largos tiempos de carga reducían bastante la diversión.

A CUATRO MANOS

Dos personas en la misma consola o hasta cuatro a través de Wi-Fi podían competir en algunos de los juegos.

EN SÍNTESIS

Los gráficos son simpáticos, coloridos y poco más, aunque tampoco es un género que necesite grandes alardes; y en lo sonoro, los gritos de los monos y las alegres melodías son lo único destacable de un apartado no muy brillante.

Peor aún, el control en algunas pruebas está poco claro, y nos costará un poco de esfuerzo acostumbrarnos a todos.

PROS Y CONTRAS

A destacar el sentido del humor que preside el juego y algunas pruebas, sobre todo para varios jugadores.

Por contra, otros minijuegos no son nada divertidos, y los tiempos de carga molestan bastante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.