APOCALYPSE

Apocalypse Pixel Art Bruce Willis PSOne Xtreme Retro 3

Bruce Willis vuelve a protagonizar otra película, y tú eres el director.

¿Y qué mejor escenario que PlayStation?.

Hace largo tiempo mencionamos este juego en Old School Generation.

¿Lo recordáis?.

Probablemente no, claro.

Nosotros, a duras penas, pues sus problemas de codificación provocaron incontables retrasos en su fecha de lanzamiento, y el resultado final poco tiene que ver con aquel proyecto primigenio.

Apocalypse iba a ser una aventura en plenas 3D, tal como dictaban los cánones de la época, protagonizada por dos personajes: el principal y Bruce Willis.

Apocalypse Pixel Art Bruce Willis PSOne Xtreme Retro 2

Se suponía que la inteligencia artificial del célebre actor serviría para salir de no pocos apuros, pues ayudaría en situaciones de extrema necesidad, cubriría al afanado jugador, e incluso charlaría con él.

Un proyecto sumamente ambicioso.

Tanto que, en última instancia, ni siquiera hay acompañante que valga.

La buena noticia es que no se desaprovecharon las horas invertidas para escanear el rostro de Bruce.

Y, tal como cabía esperar, él será el héroe indiscutible.

Ésta no sólo fue la primera estrella de Hollywood que iluminó con su presencia la consola de 32 bits, sino también el actor mejor representado hasta la fecha.

Huelga decir que para animar al personaje virtual también se capturó su movimiento, de modo que, aunque con frecuencia lo veréis desde lejos, sus andares y el modo de sujetar el arma resultan inconfundibles.

¿Y qué sucede con el título que nos traemos entre manos?.

A decir verdad, tan sólo coincide con la propuesta original en su argumento.

En resumidas cuentas, la religión y la ciencia han terminado convirtiéndose en los dos pilares opuestos de la civilización.

El mundo está sumido en el caos, y sólo El Reverendo ha conseguido unir ambos conceptos, conjurando a los Cuatro Jinetes del Apocalipsis.

No cabe duda de quién es el malo y a qué cuatro poderosos enemigos habrá que finiquitar antes de llegar hasta él.

Suena divertido, pero vamos ahora con lo realmente emocionante.

Nada de puzzleslo más parecido que encontraréis aquí consiste en pulsar un interruptor justo al lado de una puerta para cruzar al otro lado -, ni estrategias, y plataformas reducidas a su mínima expresión.

Aquí todo consiste en MATAR.

Si os desenvolvéis con soltura en este milenario arte – por llamarlo de algún modo -, tendréis el juego resuelto.

Pese a la creéncia popular, éste dista mucho de ser un defecto, pues aquí resulta divertido erradicar a incontables hordas de enemigos.

¿Recordáis aquel mítico Robotron?.

Era un arcade de los años ochenta que se manejaba mediante un joystick y cuatro botones de disparo, uno para cada dirección.

Pues así funciona Apocalypse.

Los cuatro botones principales responden a los disparos direccionales, y las demás funciones están sujetas a los gatillos superiores L y R, que a su vez permiten ejecutar el salto y la voltereta respectivamente.

¿Qué sugiere el hecho de que la práctica totalidad de botones sirvan para disparar?.

Exacto: miles de enemigos por doquier y acción a raudales.

Apocalypse Pixel Art Bruce Willis PSOne Xtreme Retro 1

Respecto al cambio de arma, es idéntico al que vimos en las clásicas recreativas contemporáneas de Robotron; cuando encuentras armamento, lo utilizas hasta que se acaban las balas, y entonces reaparece la ametralladora convencional.

Para que nos entendamos, se ha prescindido del cambio manual.

Puede parecer una mecánica un tanto anticuada para los tiempos que corren, pero resulta efectiva.

La acción es constante y pasaréis la mayor parte del tiempo disparando en todas direcciones, así que cualquier otro sistema habría entorpecido el avance.

La cámara también merece unas líneas, pues se trata de una cámara inteligente, capaz de tomar el mejor ángulo posible para ampliar el campo de visión.

Por eso, dado que los enemigos proliferan en todas direcciones, el punto de vista suele estar muy alejado.

Pero en cuanto el pequeño Bruce acceda a un pasillo angosto, la cámara le seguirá hasta posicionarse justo tras él, en la línea de Tomb Raider, y es precisamente en esos momentos cuando queda patente la calidad gráfica.

Las texturas son soberbias y abundan los elementos prerrenderizados en el decorado.

Sirva a modo de ejemplo aquel legendario Crash Bandicoot 2, en el que destacaban las pantallas de televisión donde aparecía el doctor.

En Apocalypse existe otro nivel de similares características, pero quien se muestra en pantalla es al afamado cantante de los Smashing Pumpkins.

Una pequeña película prerrenderizada con voz en tiempo real.

Sobra decir que abundan este tipo de detalles.

Por ello, el nivel tecnológico cumple de sobras.

Y la libertad de movimientos, pese a tratarse de un juego lineal, también es meritoria.

La sensación de correr hacia delante disparando en dirección contraria se antoja otro pequeño gran logro: Bruce gira el torso y dispara incesantemente, sin detenerse siquiera, mientras sus brazos vibran con las ráfagas al ritmo del Dual Shock.

Además, el hecho de que los cuatro botones disponibles correspondan a cuatro direcciones no impide atacar en diagonal o, ya puestos, trazar círculos para descargar ráfagas hacia todos los ángulos imaginables.

En este sentido, Apocalypse no ofrece mayores inconvenientes en cuanto a jugabilidad se refiere.

La acción, como decíamos, es desenfrenada, aunque su control se antoja poco común en estos días, y sin embargo, resulta igualmente intuitivo, logrando que juguéis de forma automática.

Con todo, una mecánica tan básica, consistente en “matar a todo lo que se mueva” ya había quedado desfasada a finales de los noventa, pero si su simplicidad no os sirve de reclamo, quizá lo consiga su depurado apartado gráfico que, lamentablemente, parece decepcionante a primera vista.

Aunque mejora tras profundizar en su desarrollo.

Puede que no se asemeje a Tomb Raider, el claro referente del momento, pero, ¿por qué debería hacerlo?.

EL TÍTULO QUE NO CONOCIMOS

A mediados de 1.997 Activision estaba inmersa en el desarrollo de Apocalypse, un esperanzador shoot’em up co-protagonizado por Bruce Willis y destinado a convertirse en un título emblemático dentro del, por aquel entonces, selecto catálogo de PlayStation.

El juego estaba provisto de ángulos de cámara inteligentes, y la acción tendría lugar en un futuro técno-gótico.

A grandes rasgos apostaba por una jugabilidad explosiva que incitaba a destruir legiones de enemigos en un intento desesperado por liberar al mundo del Reverendo, el malo de turno.

Iba a ser algo fuera de lo común, pues el jugador tendría como compañero al insigne actor, y se habría convertido en el primer videojuego con camarada de serie.

Respecto al argumento, tenía lugar en una tierra futurista y tenebrosa donde la ciencia y religión enfrentaban a gran parte de la población.

El usuario y su socio deberían luchar codo con codo contra los Cuatro Jinetes del Apocalipsis, que habrían adoptado forma humana, y a los que sería preciso dar caza a través de oscuros entornos urbanos repartidos en multitud de niveles.

Apocalypse Pixel Art Bruce Willis PSOne Xtreme Retro 4

Tampoco se puede obviar la influencia de otros éxitos ya consagrados, tales como DOOM.

De hecho, algunos niveles se inspiraban en él, pues era preciso mirar por encima del hombro reiteradamente, aunque tambén abundaban los planos laterales y elevados, en la línea de Resident Evil.

A modo de curiosidad, Apocalypse nació a raíz de la frustración experimentada con títulos como Tomb Raider, al que, según sus creadores, le faltaba un mayor derroche de disparos.

Mención especial para la influencia que, supuestamente, ejercían las películas de John Woo, pues los diseñadores intentaron plasmar su atmósfera enloquecida, e incluso asemejarse a Predator.

Pero, muy significativamente, trataban de conseguir lo que denominaban como “un juego basado en personajes“.

Llegados a este punto cabe destacar la carga de fondos asincrónica, que sonaba un tanto pedante, pero en realidad pretendía que los datos del juego fueran descargados del CD-Rom en los fondos sin interrupción, mientras el título seguía en funcionamiento.

Así, a diferencia de otros programas como Resident Evil donde era preciso esperar mientras que el siguiente escenario se cargaba, Apocalypse se ejecutaba de forma interrumpida.

Dicha técnica permitía, a su vez, que los gráficos de fondo fueran, incluso, más variados y no tuvieran que repetirse una y otra vez.

Puede parecer poca cosa, pero en el año de su estreno iba a suponer un considerable avance tecnológico.

Con todo, lo mejor del compacto sería tener a Bruce como compañero.

Tanto que Apocalypse pretendía ser una suerte de película interactiva entre camaradas, a imagen y semejanza de Arma Letal.

Bruce no se limitaba a estar sentado y dictar órdenes desde la pantalla, tal como sucede en otras producciones de similares características, sino que acompañaba en todo momento al sufrido jugador, reaccionando ante lo que sucedía a su alrededor.

Tampoco faltaban aquellas secuencias en las que se desgranaba la personalidad del actor, que aquí representaba a un experto en tecnología microscópica.

Un tipo normal y corriente, pero siempre dispuesto a ayudar.

Si atendemos a las declaraciones del equipo encargado de su desarrollo, quien ya había participado anteriormente en MechWarrior 2 y Pitfall 3D, entre otros “Apocalypse tenía una atmósfera absorvente que lograría convertir a Lara Croft en poco menos que una colegiala y a Resident Evil en un cuento de hadas“.

Pero ya se sabe, aunque la mona se vista de seda…

Apocalypse Pixel Art Bruce Willis PSOne Xtreme Retro 5 aunque la mona se vista de seda

BRUCE WILLIS, EL MAYOR RECLAMO DEL JUEGO

¿Queréis saber cómo se consigue que una estrella de Hollywood aparezca en un videojuego?.

No tiene mayor misterio: ofreciéndole cantidades ingentes de dinero.

El contrato multimillonario que Bruce Willis firmó por aparecer en Apocalypse le ayudó a conseguir, además, una buena cantidad de acciones de Activision.

Sin embargo, siendo justos, es preciso apuntar que el actor siempre estuvo dispuesto a correr riesgos.

Basta con fijarse en películas como Pulp Fiction o El quinto elemento, ninguna de las cuales le reportó tantas ganancias como habría podido obtener protagonizando más entregas de La jungla de cristal.

Pero no nos dejemos llevar por la admiración.

Es posble que se arriesgue, pero Bruce sigue siendo un miembro más del star-system hollywoodiense, y se comporta como tal.

De hecho, durante el rodaje del Quinto elemento, en Inglaterra, obligó a que le suministraran en avión donuts americanos porque no le gustaban los autóctonos.

El procedimiento para introducirlo en Apocalypse se prolongó durante mucho tiempo, y supuso invertir incontables horas en la captura de movimientos.

La parte principal consistió en escanearlo mediante láser, creando una imagen tridimensional que luego sería editada y modificada.

Además, se realizaron cuantiosos primeros planos.

La cara de Bruce fue cubierta con miles de puntos, y luego él se entretuvo realizando los movimientos necesarios.

Mientras tanto, un ordenador iba recogiendo los reflejos de cada punto y manipulando la imagen virtual ya creada para conseguir reproducir al auténtico Bruce Willis con la máxima fidelidad posible.

bruce-willis

Para captar al actor en movimiento y elaborar así un personaje poligonal se empleó un método similar.

¿El resultado final?.

Bruce Willis en PlayStation, correteando con inquietante realismo.

  • ENTRADAS ALEATORIAS
    • TIMECOP

      La epopeya de Max Walker se hizo famosa por su adaptación a la gran pantalla, protagonizada por Jean-Claude Van Damme. Para la ocasión, aunque se hizo de rogar, nos llegó […]

    • CUANDO LO DIGITAL SE DESVANECE

      Vinton Cerf, vicepresidente de Google y uno de los científicos de computación que ayudaron al nacimiento de Internet, avisó en febrero de 2.015 de que, si no hacemos algo para […]

    • THE CITY OF LOST CHILDREN

      La ciudad de los niños perdidos es una aventura gráfica en 3D que llegó dispuesta para hacer sombra a los dos grandes representantes del género hasta el momento: Discworld – […]

    • STREET FIGHTER II: THE INTERACTIVE MOVIE

      Ya puestos a cambiar la imagen de tan exitosa saga, qué mejor forma de hacerlo que convertir el clásico arcade de lucha en una recreación de la película de animación […]

    • NO FEAR DOWNHILL MOUNTAIN BIKING

      En un mercado lleno de simuladores de conducción que prometían ser “el próximo Gran Turismo” y que, a la hora de la verdad, se quedaban en un simple “Gran CaricaTurismo” […]

  • botón comentaristas xtreme V3
  • ÚLTIMOS COMENTARIOS