ARKANOID DS

Arkanoid Nintendo DS Taito Square Enix Xtreme Retro 1

Hete aquí una encarnación no absolutamente redonda del clásico arcade por culpa de las peculiaridades de Nintendo DS, pero que traemos a esta página para destacar el periférico que lo acompañaba en su lanzamiento japonés: un mando rotatorio, a imitación de aquella legendaria coin-op, que se cuenta entre los mejores y más precisos pads de control de este tipo que se han palpado en diversos entornos domésticos.

Por desgracia, como decíamos, sólo acompañaba a la versión japonesa del juego.

Las únicas opciones para controlar las ediciones occidentales de Arkanoid DS son la cruceta y pantalla táctil; opción esta última que le sustrae casi cualquier reto al cartucho.

Arkanoid Nintendo DS Taito Square Enix Xtreme Retro 3

No en vano, Arkanoid DS es un juego pensado para que nadie se frustre.

Lejos de la endemoniada dificultad del original, el título de Square Enix avanza poco a poco: las primeras fases tienen apenas un puñado de ladrillos, y sólo en pantallas muy avanzadas de sus 130 sudaremos con la consola entre las manos.

Arkanoid Nintendo DS Taito Square Enix Xtreme Retro 4

Parte de la culpa recae sobre el formato elegido, que aprovecha las dos pantallas de Nintendo DS: en la superior están los ladrillos y en la inferior la raqueta, pero el camino entre una y otros es tan largo que no sólo se facilita mucho la tarea, sino que esta se vuelve bastante aburrida.

Arkanoid Nintendo DS Taito Square Enix Xtreme Retro 2

El tema, felizmente, está aderezado con un multijugador local o vía wi-fi – ya inactivo, claro – para hasta ocho usuarios, y un interesante modo desafío con misiones específicas y que permite desbloquear pequeños extras.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.