ARKANOID RETURNS

Once años después de que Arkanoid irrumpiera en los añejos salones recreativos, vio la luz una nueva versión del legendario arcade en PlayStation.

Por el camino se quedaron decenas de entregas, a cuál más brillante, para todo tipo de plataformas; en especial si nos referimos a las numerosas máquinas de 8 bits, aunque los usuarios de Amiga y PC también pudieron disfrutar en su momento de este clásico de valor incunable.

No en vano, Arkanoid en 1.986 y los largamente recordados Arkanoid II: The Revenge of DOH y Tournament Arkanoid, apenas un año más tarde, conforman una de las sagas que más fama han conquistado en la historia de las coin-op.

Por eso a nadie le sorprende que Taito, con el permiso de Romstar, se embarcara en este laureado proyecto, para deslumbrar así a incontables aficionados con una nueva edición que, tal como dicta la lógica, fue bautizada con el sonoro nombre de Arkanoid Returns.

Pero que su título no se preste a equivocaciones, pues dista mucho de ser un compacto recopilatorio al estilo de los prestigiosos Namco Museum, sino que nos encontramos frente a una versión más pulida del programa original.

De modo que os aguardan aproximadamente un centenar de fases a la espera de ser superadas, aunque una vez concluidas, nada os impedirá acceder a un depurado editor de niveles que viene incorporado de serie, y elaborar toda suerte de pantallas acorde con vuestras preferencias.

El hecho de poder ser controlado mediante el ratón – no con el pad analógico -, es otro punto a su favor, que se añade a sus ya de por sí excelentísimas credenciales.

Pues resulta evidente que, pese al tiempo transcurrido desde su lanzamiento, Arkanoid Returns mantiene intacto todo su glamour.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.