ARMADILLO RUN

Armadillo Run Indie Game PC Xtreme Retro

Con reminiscencias del dibujante americano Rube Goldberg – creador del Profesor Lucifer Gorgonzola y sus inventos mecánicos de disparatada complejidad para realizar las tareas más sencillas, inspirador a su vez de nuestro profesor Franz de Copenhague del TBO -, y raíz declarada de juegos como Bridge Builder o Stair Dismount, Peter Stock creó Armadillo Run entre 2.005 y 2.006 como revisitación de los juegos de construcción, coqueteando con los límites de la dinámica y la física.

El juego es tan sencillo como llevar a una especie de bola de basket con cara de armadillo hasta un portal y el siguiente nivel.

Armadillo Run Indie Game PC Xtreme Retro 1

Para ello hay que construir el camino adecuado empleando las estructuras y elementos disponibles: pasarelas de metal, lonas de tela, soportes metálicos, cuerdas, etcétera.

Algunos de ellos pueden modificarse añadiéndoles tensión, por ejemplo, y cada efecto aplicado y cada tipo de estructura tienen un coste en dinero determinado.

Cada nivel, por tanto, marca un límite máximo de presupuesto para construir.

Armadillo Run Indie Game PC Xtreme Retro 2

Peter Stock logra así un exigente puzzle basado en físicas en el que cada nivel ha de superarse desde la creatividad del jugador – hay orientación, pero nunca una sola solución correcta – empleando la menor cantidad de dinero posible – el verdadero reto, ya que el presupuesto está muy ajustado -.

La simulación física es impresionante, llevando al jugador a encontrar soluciones tan peregrinas como colocar un trozo de tela para frenar una caída de Armadillo, a sabiendas de que se romperá y aquél caerá plácidamente en el objetivo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.