ATELIER IRIS 2: THE AZOTH OF DESTINY

Atelier Iris 2 The Azoth of Destiny Gust Co Koei THQ Sony PlayStation 2 PS2 RPG Pixel Art Xtreme Retro

Con el subtítulo de Azoth of Destiny aterrizó esta secuela de uno de los RPG más originales y “cutes” que pudimos disfrutar en el ecuador de los dosmiles.

El estilo gráfico, tan retro como bello evoca a la mejor época de los juegos bidimensionales, aunque con una resolución acorde a la de aquella generación.

Atelier Iris 2 The Azoth of Destiny Gust Co Koei THQ Sony PlayStation 2 PS2 RPG Xtreme Retro 1

Para esta segunda edición los programadores de Gust contaron la historia de dos personajes separados en mundos distintos, a los que podrás controlar alternativamente para salvar al reino de Eden.

Ella es una alquimista recién licenciada, y él un joven guerrero.

Atelier Iris 2 The Azoth of Destiny Gust Co Koei THQ Sony PlayStation 2 PS2 RPG Xtreme Retro 2

Batallas por turnos, humor a raudales y la creación de todo tipo de objetos os esperan en esta memorable entrega de PlayStation 2.

LO “CUTE” AL PODER

El diseño de los personajes sigue las normas de los dibujos japoneses más infantiles.

Atelier Iris 2 The Azoth of Destiny Gust Co Koei THQ Sony PlayStation 2 PS2 RPG Xtreme Retro 3

Todos ellos han sido creados a mano y pasados luego a formato digital.

DOS HÉROES

El chico y la chica de la historia comienzan juntos, pero pronto deberán separarse para salvar su mundo.

Atelier Iris 2 The Azoth of Destiny Gust Co Koei THQ Sony PlayStation 2 PS2 RPG Xtreme Retro 5

Podrás controlarlos alternativamente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.