BACK TO THE FUTURE III

La historia continúa justo donde la dejó el segundo largometraje. Marty no duda una vez más en recurrir al fabuloso DeLorean para acudir presto en auxilio de su buen amigo y compañero de aventuras Doc, que se ha visto atrapado en una época pasada, concretamente en el lejano oeste.

De este modo, en el año 1990 los usuarios de una gran cantidad de plataformas pudieron disfrutar de una de las licencias taquilleras del momento gracias a Image Works y Probe, en lo que vino a ser un arcade que constaba únicamente de tres fases, que si bien resultaban bastante escasas al menos si garantizaban una gran variedad en su desarrollo, con las que se pretendió seguir el argumento de la película en la que se basaba.

Por fortuna, el buen acabado gráfico, así como su agradable banda sonora, conseguían mantener en cierta medida nuestro interés durante el transcurso de la partida, que a pesar de estas virtudes se antojaba ciertamente limitada, dada la brevedad de fases de que dispone.

Sea como fuere, en el primero de los tres niveles disponibles, nuestro cometido como Doc pasará por tratar de rescatar a una damisela en apuros, para lo que no dudaremos en montar a caballo galopando con presteza hacia la carreta donde se encuentra nuestra amada Clara.

El recorrido es del todo lineal, y en nuestro trayecto tendremos que sortear diversos obstáculos propios del camino, así como evitar el ataque de los indios que en ocasiones nos salen al paso.

La segunda fase es quizá la más divertida de todas.

En ella tendremos que asumir el rol de Marty, mientras lanzamos tartas a los forajidos de turno, que no dudarán en dispararnos siempre que tengan ocasión.

Esta parte está ambientada en la plaza del pueblo, y pese a que se desarrolla en todo momento en una única pantalla inamovible, es con diferencia el reto más dinámico que plantea el juego.

Finalmente, llegamos al último de los niveles, que resulta de igual modo lineal.

No hay nada realmente destacable de este nivel; la protagonista indiscutible para la ocasión es la locomotora sobre la que se desarrolla la acción, y que debe alcanzar la velocidad de 150 km/h si nuestros héroes pretenden regresar a su lugar de origen, en el año 1985.

Puede que este comentario os haya parecido un tanto breve e incluso simplista, y no os falta razón, pero es que esto es justo lo que os depara el juego aquí tratado, demasiado efímero a todas luces.

¿Quiere eso decir que se trata de un mal título? Ni mucho menos, si bien serán los aficionados al film los que mejor sabrán sacarle todo el partido, aunque es evidente que sus tres fases no dan mucho juego. Con unos cuantos niveles más podríamos estar hablando de un título bastante recomendable.

Lastima que se haya quedado en el intento.

RESUMIENDO

Tenéis tres fases a vuestra disposición, todas ellas bien diferenciadas.

Galopar a caballo, lanzar tartas, y perseguir a una locomotora. No le pidáis más, porque no lo hay, aunque a su favor hay que decir que da la sensación de tener tres juegos en uno solo, tal es la variedad de situaciones y retos que plantea el título.

Lo más destacable del conjunto es sin duda la calidad de sus gráficos, repletos de detalles, vivos colores y unas animaciones más que correctas; lástima que el desarrollo, sin ser malo, no conseguirá dejaros satisfechos.

La música tampoco ha sido descuidada, y consigue estar a la altura de cada momento vivido durante nuestro avance.

El mayor problema del que adolece este Back to the Future III es sin duda su duración, y lo que es más preocupante, que ninguna de las fases disponibles consiguen atrapar y mantener constante el interés del jugador debido a algunos problemas de menor importancia, pero que sumados suponen un pequeño lastre para el título en su conjunto.

La primera fase disponible resulta lenta y muy mecánica; la segunda no es tan emocionante como se puede pensar en un primer momento, y además cuenta una duración ciertamente limitada. Finalmente, la última de las fases carece de originalidad alguna.

Hubiera sido preferible, sin duda, disponer de un acabado gráfico inferior, y que los desarrolladores hubieran centrado sus esfuerzos en conseguir un mejor apartado jugable, pues el resultado final habría ganado muchos enteros, sin duda alguna.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.