BATTLECORPS

Battlecorps es un arcade de disparos en 3D, donde deberéis destruir diversos objetivos para culminar una complicada y arriesgada misión.

Todo un reto a vuestra habilidad.

En un futuro no muy lejano, en otra dimensión desconocida, un extraño enemigo acecha en las profundidades del espacio, escondido en la cara oculta de algún planeta.

Este siniestro adversario está dispuesto a devastar sin ninguna compasión la galaxia, y sólo existe una salida a este grave conflicto espacial: la Congregación de Planetas debe intervenir con la mayor brevedad posible.

Tres pilotos de élite, a bordo de una nave multianfibia, constituyen la única salvación de estas indefensas gentes.

Su principal misión será llegar hasta el núcleo mismo de la base enemiga, y volar en pedazos el cerebro cibernético que controla absolutamente todos los movimientos de este enclave.

Así, tras dejarnos realmente maravillados a todos con el sensacional Thunderhahk, la compañía volvió a la carga con este sugerente pegatiros, con el que pretendía demostrarnos con pruebas palpables el significado y el valor de la frase “algún día todos los juegos para Mega CD se fabricarán así“.

Y este título representaba una de las mejores muestras de tamaña afirmación.

Dicho lo cual, Battlecorps cuenta con doce fases bien diferenciadas entre sí que transcurren en distintos escenarios como el espacio exterior, las inmensas profundidades marinas, las altas cumbres heladas, los interminables subterráneos y las ardientes zonas volcánicas.

Para la realización de los gráficos se han utilizado sprites renderizados; es decir, generados por ordenadores de alto nivel – Silicon Graphics -.

El scaling de los fondos es de lo más impresionante que se había visto hasta la fecha en Mega CD, y su extraordinaria calidad nos trae a la memoria algún juego de 3DO.

Además, este compacto se encuentra traducido al castellano – espagnol según Core -, lo que facilitará bastante vuestro cometido.

Vuestra nave está equipada con las más variadas armas, desde demoledores misiles hasta sofisticados sistemas de granadas, y su movilidad es total pues, aparte de adaptarse a todos los ambientes, lleva un mecanismo de rotación de noventa grados en la cabina que te permitirá disparar a los enemigos que estén situados por encima de tu cabeza.

Por si esto fuera poco, cuenta con diez velocidades distintas – cinco normales y cinco para atrás -.

Pero todas estas ventajas no van a ser nada en comparación con el sofisticado y mortífero armamento enemigo, que unido a las dificultades del terreno, hacen de esta aventura un auténtico calvario.

Precisamente, las dificultades del terreno hacen el juego aún más atractivo.

Por ejemplo, acelerar excesivamente la nave en las fases de hielo hará que resbaléis en el suelo, mientras que en las fases volcánicas la proximidad a la lava provocará una sobrecarga en los sistemas y una pérdida de control.

Un último detalle a destacar, la banda sonora al más puro estilo funky-jazz merece el calificativo de soberbia.

Si te gustan las emociones fuertes, este es tu juego.

EN SÍNTESIS

Battlecorps es uno de los mejores ejemplos de cómo deberían ser todos los juegos para Mega CD: rápido, variado, genial, impecable y atractivo.

Llegados a este punto conviene destacar, una vez más, los impresionantes diseños de los enemigos, la interactividad con los escenarios, todos los aspectos técnicos, su traducción al castellano y, por supuesto, la música, que es simplemente genial.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.