BIOFORGE

Interactive Movie 1, el título anterior a BioForge, debería darte una idea aproximada sobre la ambición cinemática de Origin Systems, y las altas expectativas que generó este juego.

Ubicado en un futuro lejano e irreconocible, donde los religiosos extremistas creen que la humanidad sólo puede evolucionar a partir de los implantes cibernéticos, el usuario asume el papel de un cyborg que se despierta, amnésico, en un centro de investigación devastado y situado en un planeta alienígena.

El punto de partida de BioForge, que ya se había utilizado antes, es un lugar en ruinas donde el jugador debe recomponer la trama a partir de algunas notas y registros.

Lo original de BioForge es la decisión de explicar su historia específicamente por una presentación cinemática, usando controles en tercera persona y ángulos de cámara fijos para dirigir cuidadosamente la experiencia del aficionado.

En la piel de un monstruo Frankenstein, los controles parecidos a los de un tanque y el combate torpe dan la sensación de ser detalles intencionados en vez de incómodos efectos secundarios de la tecnología.

Y por su resolución fija de 320 x 200 y una paleta de tan sólo 256 colores, tenía algunos detalles gráficos únicos para su tiempo, allá por el ecuador de los noventa, como los personajes sin ropa y con textura, con una animación que se basaba en el esqueleto.

Más que llevarlos de la mano, el título anima a los jugadores a explorar y experimentar para encontrar sus propias soluciones a la mayoría de los problemas.

Y al contrario de lo que sucede con la mayoría de “películas interactivas”, BioForge explicó su historia de una manera única, exigiendo que los aficionados usaran su propia individualidad.

¿Qué mejor definición podría haber para una película interactiva?.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.