BLADE RUNNER

El Blade Runner de Westwood demuestra que no es necesario seguir el guión para que un nuevo producto basado en una película famosa consiga el éxito, especialmente cuando el filme es más conocido por su simbología que por sus palabras.

El creador de Command & Conquer tampoco era conocido por sus aventuras gráficas, lo que quizá explica su aproximación vanguardista a la historia.

El proyecto captaba no sólo el ambiente de Los Ángeles en 2.019, sino todo el trabajo físico y burocrático.

El héroe Roy McCoy, un principiante encargado de seguir el rastro a replicantes androides amotinados, es más vigoroso que su homólogo cinematográfico DeckardHarrison Ford -.

McCoy, trabajando desde el mismo rascacielos cilíndrico, se enfrenta a un rompecabezas que tiene más relación con una odisea de investigación policíaca que con la típica aventura gráfica salpicada de disparos.

En vez de localizar y asociar objetos al azar, deberás buscar pistas, cotejarlas con determinadas herramientas forenses y hacer las preguntas correctas a la gente adecuada.

Los sospechosos van y vienen en tiempo real y no lineal, y el resultado es un juego de golpes de suerte y encuentros insospechados con treinta posibles finales.

Blade Runner utilizaba un motor basado en imágenes por vóxel para crear sorprendentes localizaciones como Animoid Row y el Hotel Bradbury, junto a mecanismos como el escáner ESPER 3-D y el test de Voight Kampff.

Girando decenas de vóxels para hacerlos coincidir con los datos poligonales reales, el juego presumía de utilizar “gráficos en 3-D en tiempo real“, aunque no se empleaba hardware tridimensional.

Pero los requerimientos de la Steep CPU provocaban cortes en los modelos de los personajes, por lo que muchos usuarios se quejaron debido a la falta de detalle.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.