BLASTER MASTER 2

Blaster Master 2 Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro Sunsoft Pixel Art

Es difícil decir si los chicos de Software Creations fueron fieles a unos principios, o más bien tercos como una mula.

En cualquier caso, los ingleses no abandonaron el esquema de acción y plataformas que consagró a la entrega primigenia, y que bien podría resumirse en tres elementos básicos: ambientación bien definida, numerosos enemigos en pantalla y escasa ambición técnica.

Blaster Master 2 se rige por estos esquemas y ampara en una mecánica, cuyos objetivos, resultarán familiares a cualquiera que haya jugado con el original; poniendo especial énfasis en deambular por entornos laberínticos o la agradecida posibilidad de bajarse ocasionalmente del vehículo.

Blaster Master 2 Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 1

Un sistema sencillo y accesible, que va mejorando a medida que el jugador consigue nuevo armamento o potenciadores.

Este desarrollo capta perfectamente el fragor de las batallas, así como la esencia del clásico en su vertiente más pura.

Una notable ambientación que se ve lastrada, lamentablemente, por la escasa ambición técnica de los programadores de Software Creations, y que al final circunscribe el juego a los muchos seguidores de la compañía y los fans de la saga.

Blaster Master 2 Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 2

En definitiva, gráficos austeros – aunque lógicamente muy mejorados con respecto al cartucho de NES -, unidos a diversión de largo alcance y unas melodías cuestionables.

Blaster Master 2 no ofrece mucho más, pero tampoco menos, así que tenedlo en cuenta a la hora de rebuscar en el selecto catálogo de Mega Drive.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.