BORDERLANDS: THE HANDSOME COLLECTION

Los gozos y las sombras de Pandora remasterizados, lo que se traduce en una colección muy guapa.

Poco más puedo decir sobre Borderlands 2: es uno de los juegos esenciales de la pasada generación, un ejemplo de manual de cómo dotar de contenido a un título, y más todavía de cómo utilizar la política DLC en favor del jugador.

Llevo jugando a sus distintas versiones y ampliaciones desde que aparecieron y, aunque cada contenido extra siempre ha sido bienvenido – incluso las pequeñas e intensas misiones de cazador de cabelleras -, nadie que sólo disponga del juego original sentiría que le faltaba algo.

Borderlands 2 es un combo entre Diablo, Quake y el humor marrón de South Park, ambientado en un entorno mitad Mad Max, mitad sci-fi loca.

Un mata-mata que devolvió a los juegos de tiros su desvergüenza, su énfasis en matar mucho y muy fuerte con miles de millones de armas.

Un juego en el que se combinaban un guión de carcajada limpia, un doblaje excelso para lo que son los videojuegos en nuestro país y una acción indiscutible, tanto en solitario como en un hermoso y nada intrusivo cooperativo – más cercano al de los Souls/Bloodborne de From Software que a los griteríos y niñatadas del panorama online genérico -.

Por eso le doy la bienvenida a la mitad de la Handsome CollectionUna Colección Muy Guapa aquí -: es Borderlands 2 entero, con todas las misiones, pases, llaves doradas y rangos de cabronazo, pero con mejor pinta para todos, excepto para los jugadores de PC, que por eso no tienen una: para qué.

Porque la Colección lo único que pretende es que con el cambio de consola no dejemos de jugar.

El trucazo de este inicio de generación para esquilmarnos a todos ha sido eliminar la retrocompatibilidad incluso como concepto, y obligarnos a pasar por caja si queremos despejar el salón de máquinas viejas.

Lo hemos visto con Tomb Raider, Sleeping Dogs y otros cuantos títulos que sustituyen con una frecuencia preocupante a lo que deberían ser los juegos nuevos que justifiquen la pasta que nos hemos dejado en una Xbox One o una PS4.

Y sí, en el caso de Borderlands 2 hay ventajas: mejores tiempos de carga, un cross-save que permite exportar personajes y rangos – que hay que reasignar desde cero – y armamento desde la consola pasada hasta la actual.

También, sobre todo, un cooperativo en local más cómodo y sin los tirones que acompañaban a la pasada generación cuando la acción se ponía cazurra – nota: en Borderlands 2 la acción se pone cazurra cada par de minutos -.

Así que la Colección sirve para seguir jugando a algo a lo que llevaba metido un número infame de horas – y las que me quedan -, pero con más brilli-brilli y disfrutando desde cero de todo el contenido extra.

La compra sería a ciegas si la otra mitad del combo mereciese la pena, pero…

LA PRE-SECUELA CASI SOBRA

No había tenido la desdicha de experimentar en mis carnes la Pre-Secuela.

Sabía lo que era: un sacapasta rápido para aprovechar el tirón de Borderlands 2 en el que Gearbox ponía el nombre y los desarrolladores de 2K Australia – disueltos tras el triple combo de Bioshock Infinite, X-COM: The Bureau y esta Pre-Secuela – la chicha.

Pero ni en su versión más relumbrona logra salvar la cara: la Pre-Secuela agarra todo lo bello de Borderlands 2, lo tira por un barranco y le prende fuego.

De principio a fin.

Y con la desgracia de que cuenta con buenas ideas sobre el papel que, en la práctica, resultan negativas – empezando por una baja gravedad que ralentiza todo el juego, pese al salto “turbo” -.

Entre personajes carentes de ideas y un diseño tan vacío y aburrido que hay que jugar con una escafandra de paciencia, la Pre-Secuela sirve para una cosa: demostrar la vigencia de Borderlands 2.

O para matar horas esperando que se convierta en un buen juego.

Cosa que no sucede.

TÍO, DÓNDE ESTÁN MIS ARMAS

El cross-save es una gran idea, aunque los fanáticos del PC lloremos al habernos quedado fuera del asunto.

Pasar un personaje de PS3 a PS4 – y de vuelta, si quieres seguir jugando en tu consola vieja – es un proceso engorroso – sólo puedes exportarlos de uno en uno, y hay doce entre ambos juegos -, pero a cambio Gearbox regala un montón de rangos de cabronazo y llaves de oro para los que den el salto.

¿Que qué son las llaves de oro?.

Las que abren las cerraduras de los cofres con mejor botín del juego.

Tantas veces como llaves tengas.

PARA EMPEZAR

¿Juegas solo?.

¿Eres novato en Pandora y su luna Elpis?.

Empieza jugando con Axton – en Borderlands 2 – y Wilhelm – en la Pre-Secuela -.

Son dos ejércitos unipersonales.

VEHÍCULOS

Los vehículos de Borderlands 2/The Pre-Sequel se manejan como un lunes de resaca: tú quieres hacer algo preciso, pero tu vida está ocupada intentando no caerse por una cuneta.

En el caso de Pre-Sequel no es metáfora: vas a morir más en acantilados que a manos de enemigos.

EN SÍNTESIS

Una colección de contrastes que engloba la brillantez de Borderlands 2 y la decepción de la Pre-Secuela.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.