BRAM STOKER’S DRACULA

Bram Stoker Dracula Sega CD Pixel Art Xtreme Retro

Los primeros noventa, prolijos en adaptaciones marrulleras de cualquier película, dejaron tras de sí algunos títulos la mar de curiosos.

Entre todos ellos, hoy nos hemos propuesto recordar al Drácula de Ford Coppola, un juego con varias aclimataciones y sólo el nombre en común, que hizo las delicias entre los aficionados más góticos.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 7

Dicho lo cual, Bram Stoker’s Dracula fue una rara avis dentro del absurdo cine de terror de los noventa.

Para empezar, el film surge entre dos tierras, la de la contundencia y desenfado del cine ochentero, y la comercialidad y gazmoñería de las películas más PG de la siguiente década.

Además, el largometraje afrontaba la dificultad de, con un reparto de estrellas, adaptar al vampiro más legendario de forma novedosa y atractiva, a la vez que se mantenía la fidelidad con la obra original del irlandés tullido.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 15

Coppola, necesitado de un trallazo que le devolviera al mercado, consiguió contentar a todos los frentes sin triunfar en ninguno.

Drácula combina erotismo, hallazgos visuales, grandes efectos especiales, música apabullante… pero también adolece de interpretaciones ramplonasKeanu Reeves en su monigotismo más exacerbado -, un ritmo desigual y, lo peor, una orientación romántica que traiciona y malinterpreta al material original de Stoker.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 16

Con todo, la película fue un taquillazo que requirió su correspondiente adaptación consolera.

El jolgorio del largometraje se contagió a dos juegos totalmente distintos, llamados Bram Stoker’s Dracula: dos irrepetibles hijos de esta atribulada época.

BARROQUISMO EN 8 Y 16 BITS

Bram Stoker’s Dracula para consolas de 8, 16 bits y portátiles, como Game Boy o Game Gear, entra en el esquema de adaptación genérica de principios de los noventa: juego de acción con toques plataformeros y el inefable jefe final de cada fase.

Bram Stoker Dracula Sega Master System Adventure Plataformer Xtreme Retro 18

Este cartucho juega con la riqueza de la licencia que adapta.

Jonathan Harker es el pamplinero protagonista, quien busca librar a su amada Mina del hechizo al que le ha sometido Drácula.

Bram Stoker Dracula Sega Mega Drive Super Nintendo Adventure Plataformer Xtreme Retro 22

Son siete niveles – con día y noche – en los que nos topamos con El Empalador en varias de las encarnaciones que presenta en el film.

Bram Stoker Dracula Sega Mega Drive Super Nintendo Adventure Plataformer Xtreme Retro 21

El título sobresale, curiosamente, del mismo modo que lo hace la película: cuando sabe ceñirse al material original resulta más que atractivo… pero, cada vez que se toma una licencia, el resultado desmerece.

Bram Stoker Dracula Sega Mega Drive Super Nintendo Adventure Plataformer Xtreme Retro 23

Harker cuenta para defenderse con una espada y ocasionales armas de uso limitado, lo que incide en lo debilucho de este personaje, que se ve superado por el grandioso poder de Drácula, quien usa contra él todo su arsenal sobrenatural.

Bram Stoker Dracula Sega Mega Drive Super Nintendo Adventure Plataformer Xtreme Retro 24

Pero hete aquí que Bram Stoker’s Dracula opta por el esquema de la saga vampírica más emblemática: Castlevania.

Bram Stoker Dracula Sega Mega Drive Super Nintendo Adventure Plataformer Xtreme Retro 25

Si los nipones adaptaron a su manera el material de Stoker, ahora se produce el viaje de vuelta.

Bram Stoker Dracula Sega Mega Drive Super Nintendo Adventure Plataformer Xtreme Retro 26

El juego está plagado de arañas, esqueletos, murciélagos y otros elementos.

Bram Stoker Dracula Sega Master System Adventure Plataformer Xtreme Retro 17

Bram Stoker Dracula Nintendo Game Boy Adventure Plataformer Xtreme Retro 28

Enemigos muy reconocibles para los seguidores de Konami, pero que chirrían un poco en este programa.

Bram Stoker Dracula Sega Master System Adventure Plataformer Xtreme Retro 19

Bram Stoker Dracula Nintendo Game Boy Adventure Plataformer Xtreme Retro 29

Aún así, el título es muy entretenido, con varias rutas en cada nivel, un ritmo muy ágil, gran variedad de adversarios y momentos de ingenio, como la huida de las tres vampiresas.

Bram Stoker Dracula Sega Master System Adventure Plataformer Xtreme Retro 20

Bram Stoker Dracula Nintendo Game Boy Adventure Plataformer Xtreme Retro 30

Pero en Mega CD se cocía algo distinto…

LOCA AVENTURA EN TRANSILVANIA

Bram Stoker’s Dracula para Mega CD esquiva el camino más fácil, que era también el de todos los juegos para este add-on: una mera conversión del cartucho para Mega Drive, pero con un par de secuencias de vídeo y música remezclada.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 1

Este CD es un delirio kitsch impensable en otra época que no fuera la de los primeros noventa.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 2

Para empezar nos topamos con un Jonathan Harker digitalizado, al más puro estilo Mortal Kombat.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 3

Los enemigos son bastante similares a los de la contrapartida en 16 bits, pero lucen un aspecto mucho más detallado y llamativo.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 4

Aunque la palma se la llevan los escenarios.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 6

Pantanos, grutas y estancias del castillo son representadas con fondos prerrenderizados, cuya perspectiva cambia a medida que nos movemos de izquierda a derecha.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 5

Hoy día hay juegos flash más espectaculares, pero en 1.993, en una consola doméstica – y por más que el truco fuera que los fondos estaban pregrabados -, este despliegue era la repanocha.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 8

Gráficos inéditos, música de primera clase, escenas de vídeo a tutiplen – con ese grano y megacompresión propios de los vídeos en Mega CD – y… la locura: nuestras armas.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 9

Harker no cuenta con crucifijos o estacas, ni siquiera con una mala pistola.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 10

Se defiende de los enemigos… ¡con movimientos de karate!.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 11

El juego se convierte así en una “peli” de serie Z, con un aventurero del siglo XIX que da codazos a los zombies.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 12

Una paranoia pixelada que, con un toque de nostalgia, nos hace soñar con lo que pudo haber sido el periférico de Mega Drive de haber sido más locuelo

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 13

Una excepción, en suma, entre las monótonas videoaventuras de aquella época.

ERA DIGITAL

El juego de Mega CD fue uno de los escasos títulos originales para el maltrecho add-on de SEGA.

Bram Stoker Dracula Sega CD Mega CD Beat em up Xtreme Retro 14

Y un profético predecesor de Mortal Kombat: Sub Zero, con un desarrollo variado pese a lo impreciso del control.

OTRAS VERSIONES

Las versiones de Mega Drive, Super Nintendo, Master System, Nintendo, Game Gear y Game Boy eran prácticamente idénticas.

Bram Stoker Dracula Sega Master System Adventure Plataformer Xtreme Retro 16

Bram Stoker Dracula Nintendo Game Boy Adventure Plataformer Xtreme Retro 27

Bajo un cuidado entorno se compaginaban momentos memorables, como la persecución de las novias de Drácula, con situaciones excéntricas, que incluían a un dragón como jefazo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.