BREVE INTRODUCCIÓN SOBRE APPLE PIPPIN

El intento de Apple por adentrarse en el terreno de las videoconsolas se saldó con este gran fracaso, uno de los mayores de cuantos recuerdan.
Desconocida para la gran mayoría del público, la plataforma fue desarrollada por la propia Apple, si bien decidieron ceder la licencia de modo que fuera alguna empresa interesada en el producto la encargada de comercializarlo.

Bandai fue quien asumió el riesgo para la ocasión, puesto que sus intereses iban parejos a los de Apple, tratando como estaban de introducirse en el mercado de los videojuegos, que esperaban les reportase cuantiosos beneficios.

Finalmente, la máquina se puso a la venta en el año 1995 en Japón, y un año más tarde en el territorio americano.

Aunque su repercusión en el mercado resultó nula, pues estuvo acompañada en todo momento de unas ventas paupérrimas.

Sin llegar a ser una mala consola, la prensa no dudó en catalogarla como uno de los peores 25 productos tecnológicos de la historia.

Entre sus bondades, era preciso destacar un procesador Power PC de 32 bits bastante competente para el año que nos ocupa, pues incluso llegaba a superar a algunas consolas de la competencia anteriores a las consagradas Saturn y PlayStation, aunque sobre la máquina pesaba un lastre difícil de superar, pues no llegó a contar con el apoyo suficiente de third parties que se interesasen por la plataforma, salvo por parte de la propia Bandai, incapaz de abastecer a la consola por sí misma como era de esperar.

Otro de los problemas con los que tuvo que lidiar fue el hecho de que los consumidores la consideraron como un híbrido entre una consola y un ordenador, sin destacar en ninguno de los campos, lo que sumado a su precio desorbitado, unos 600 dólares de la época, le impedía competir en igualdad de condiciones con las máquinas de la competencia, de un menor coste.
.

.

Pese a algunas limitacions intrínsecas, consiguió innovar en determinados aspectos, pues fue pionera en cuanto a la inclusión de modem se refiere, aunque este disponía de tan sólo 14k, para conectarse a la red y, supuestamente, jugar online.
.

La peor parte sin duda se la llevaron los juegos, de los que en el mejor de los casos se podría decir que eran escasos en número y extraños en su planteamiento, pues invitaban al jugador a crear cómics virtuales y lindezas por el estilo, con algunos de los personajes manga del momento.

Finalmente, la plataforma consiguió unas ventas a nivel mundial que a duras penas superaban las 42.000 unidades, una cifra que anunciaba el desastre absoluto que se cernía sobre esta Pippin, y que evidencia porque no resulta de extrañar que poca gente sepa de su existencia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.