BUBSY II

El regreso de Bubsy entusiasmó a unos cuantos seguidores fanáticos de los juegos de plataformas.

La rapidez de movimientos y la exactitud de golpes en algunos momentos puntuales lograron que este cartucho no quedase olvidado en el cajón de los títulos imposibles.

Pero mejor, vayamos por partes.

Con la segunda aparición de Bubsy, Accolade pretendía demostrarnos que el listón impuesto en la saga podía ser superado con facilidad por este cartucho.

Para los fans del personaje, desde luego, merece la pena acompañar al héroe por las diferentes etapas que conforman esta aventura, cuyos treinta niveles se dividen en tres pisos y dos alas.

Una vez elegido el nivel tendremos acceso a varios subniveles, que podremos recorrer en cualquier orden.

Y cuando hayamos finalizado éstos, entraremos en la fase final que acompaña a cada piso.

De este modo, podremos comenzar a jugar en otra planta.

Pero si lo que os gusta es rivalizar, os recomendamos que utilicéis la opción de dos jugadores.

Podéis competir, aunque cada uno recorrerá una etapa diferente.

Lo más impactante del cartucho es observar a vuestro contrincante pululando por toda la pantalla a su antojo, ayudando a la nutrida legión de malvados.

Esta curiosa colaboración se inicia cuando un jugador intenta sortear a los innumerables enemigos y trampas.

Mientras tanto, el contrincante podrá dedicarse al noble arte del lanzamiento del plátano, con las fatídicas consecuencias que esto supone.

En esta ocasión, disponemos de la posibilidad de recibir tres impactos antes de acabar con una de nuestras vidas.

Esta alternativa resulta de agradecer, ya que en la primera aparición de Bubsy era casi imposible no toparse de narices contra ciertos enemigos que estaban colocados estratégicamente.

El objetivo del juego consiste en rescatar a los pequeños sobrinos del protagonista, luchando contra una plaga de enloquecidos enemigos que surcan las diferentes estancias del Amazatorium, la guarida de una malvada criatura que responde al nombre de Oinker.

En lo referente a los aspectos técnicos, se han cuidado gráficamente los más mínimos detalles del decorado.

Su colorido pretende no distraer en ningún momento la atención del usuario durante el desarrollo del juego, aunque no siempre lo consigue.

El scroll de pantalla se ha tratado de una forma suave para lograr un mejor control de movimientos, y también es de agradecer el acompañamiento musical, aunque nos recuerde de vez en cuando a las melodías que se utilizan en las ferias festivas de los pueblos.

En definitiva, estamos ante otra aparición de la mascota de Accolade, que supera con cierta holgura a la primera entrega tanto en los aspectos gráficos como en el apartado técnico.

Este lanzamiento sobresale especialmente por su cantidad de opciones; y así, el regreso de la popular mascota causó un pequeño revuelo, y no cayó en el olvido fácilmente entre los numerosos seguidores del género de plataformas.

EN SÍNTESIS

En lo visual mejoran el contraste de los personajes con respecto a su predecesor y, por supuesto, las nuevas animaciones de la popular mascota.

La música, por su parte, resulta muy divertida, aunque no es muy original, y al cabo de un rato es preferible desconectar y dejar sólo los efectos.

Efectos que sobresalen por su variedad, aunque tampoco mejoran sustancialmente frente a la entrega primigenia.

Por último, el modo chispeante de dos jugadores resulta de agradecer, así como la posibilidad de acceder a cualquier fase del nivel en que te encuentres.

MÁS GARRA TODAVÍA

Si la primera entrega de Bubsy te entusiasmó, éste es tu juego.

Mejores gráficos y numerosas opciones son las principales cualidades del cartucho.

Accolade puede estar tranquila por haber producido una correcta continuación de la saga.

Un título, en suma, que supera a su predecesor en materia de jugabilidad y diversión.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.