BUSCANDO UNA MASCOTA PARA XTREME RETRO

sonic-the-hedgehog-sega-anime-yuji-naka-pixel-art-xtreme-retro

Xtreme Retro tiene muchos años de vida, pero aún carece de mascota, así que nuestro redactor jefe se ha propuesto crear una a su altura.

Su primera aportación fue esta de aquí, aunque la especie a la que pertenece sigue siendo un misterio.

1-doraemon-nobita-no-dorabian-night-turbografx-cd-pixel-art-xtreme-retro

¿Es un gato cósmico?.

¿Un aborto de dinosaurio?.

¿Un humano muy feo, quizá?.

Nada de eso: se trata de Satanás, con el que nuestro ilustre cabecilla hizo un oscuro pacto en su juventud, a cambio de que rediseñase su imagen para hacerla más popular entre los niños.

Pero esa no fue la única alternativa que le entregó a esta santa casa, pues él mismo barajó otras muchas opciones como mascotas de Xtreme Retro que nos explica a continuación.

UN POLLA COMO UNA OLLA

2-mario-paint-header-snes-xtreme-retro-pixel

Sí, joder, ¿por qué no?.

Un pene.

Ahí, con dos cojones, pensé.

Una polla por mascota.

¿Qué puede haber más transgresor?.

La verdad es que cuando me llamaron para el encargo le estaba dando al manubrio, y claro, fue la primera idea que tuve, ¿no?.

Fueron unos años muy locos.

Los “locos ochenta”, como me gusta llamarlos a mi.

En fin, que para mi el pene representaba el espíritu de esta página web tan canalla, así que lo dibujé y lo envié en seguida con el número de mi cuenta bancaria.

Lamentablemente, fue rechazado de inmediato.

UNA ENSAIMADA

3-princess-leia-star-wars-pixel-art-xtreme-retro

A ver, hostia, es que yo soy valenciano.

¿Acaso la ensaimada no es un símbolo universal?.

¿No?.

Bueno, no sé.

Total, que me inspiré en ese peinado, que podéis ver poco más arriba, porque pensaba que la ensaimada era típica del mundillo, y al final resulta que no.

Bueno, yo que sé, eran los ochenta – los “locos ochenta” – y básicamente lo que nos importaba era sacarle brillo al mosquete.

La geografía y los productos típicos me la pelaban.

Bueno, no me la pelaban, porque entonces sí que me habría interesado.

¿Me explico?.

Bueno, he dormido poco hoy.

UNA GATA

4-hello-kitty-no-ohanabatake-pixel-art-xtreme-retro

Pfff, no sé, otra mierda.

Se me ocurrió mientras estaba tocando la zambomba y vi pasar un gat… bueno, eso a vosotros no os interesa, no vivisteis los “locos ochenta” y seguro que me juzgaríais.

No estáis preparados para entender el summer of love.

En resumen, que tampoco les flipó y la desestimaron.

Total, se la cambié por un morreo a una chica que conocí en las Ramblas.

Al final resultó no ser una chica, sino un hombre de negocios alemán de 63 añazos.

Pero no me importó.

¿Sabéis por qué?.

Porque eran los “locos ochenta”.

YO MISMO

5-funny-king-pixel-art-xtreme-retro

Un autorretrato.

Toma, con dos cojones.

Y bien guapo que salgo con el traje de los domingos, ¿eh?.

A los tipejos de Xtreme Retro pues como que le pareció una birria y a ver, joder, que también lo entiendo, ¿eh?.

Demasiado narcisista.

Pero en los “locos ochenta” las películas de acción nos henchían el ego y claro, al final… ¿QUÉ?.

¿Que el encargo fue a mediados de 2.016 y no en los ochenta?.

Joder, ¿y no podíais haberlo dicho antes?.

Llevo todo el puñetero artículo refiriéndome a aquella bendita década.

A ver si la gente se va a pensar que soy imbécil o algo.

Ni que esto fuera para una de esas páginas web con juegos viejunos que no le interesan a casi nadie.

EH… ¿NADA?

6-white-nothing-xtreme-retro

Pfff, no sé, a los amantes del retro les va mucho el rollo minimalista, y dije… ¿por qué no?.

Pues porque no.

Rechazado.

Yo pensaba que estos redactores eran muy cortitos de mente y… bueno, que lo son, ¿eh?, pero no tanto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.