BUST-A-MOVE GHOST

Bust A Move Ghost Taito PSP Pixel Art Xtreme Retro

Después de una primera incursión en PSP muy criticada por su inexplicable carencia de modo multijugador – uno de esos fallos debidos a las prisas que pueden arruinar la carrera comercial de un juego -, la longeva serie Bust-A-Move – once años en los que prácticamente no había sistema al que no hubiera sido portado, por no hablar de sus incontables clones – volvió a la portátil de Sony con sustanciosas mejoras.

Nada menos que dieciséis modos – ocho para un solo jugador, y otros ocho para jugar contra alguien a través del sistema Wi-Fi de la consola – que añaden variedad al sencillo mecanismo del título: disparar burbujas de colores, aunando las que propone cada nivel en grupos de tres para que vayan desapareciendo.

Bust A Move Ghost Taito PSP Xtreme Retro 1

Entre los modos que complican el desafío original está el titular Ghost, sin duda el más divertido, en el que la burbuja que dispare el usuario atravesará las primeras líneas de obstáculos, obligando a planificar complicadas trayectorias y elipsis para los proyectiles esféricos.

También destacan el modo See-saw – la pantala se inclina a derecha e izquierda si acumulas muchas burbujas en alguno de los dos lados -, el Running Launcher – el cañón se mueve solo – o la frenética modalidad Shot – en la que dispones de un único disparo, cada vez más difícil, en cada nivel -.

Bust A Move Ghost Taito PSP Xtreme Retro 2

EN RESUMIDAS CUENTAS

Los distintos modos proporcionan gran variedad a la sencilla mecánica de este clásico, a través de dieciséis niveles repletos de frenético burbujeo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.