CAPTAIN PLANET AND THE PLANETEERS

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 1

Entre críticas matizables y alabanzas tal vez demasiado entusiastas, Novalogic trató de alumbrar el juego definitivo y exclusivo inspirado en la popular serie televisiva, tras el rotundo fracaso de Mindscape en NES.

Y es que, si aquel modesto cartucho es una muestra de lo peor que la acción en tercera persona puede generar, es justo admitir que Captain Planet para Mega Drive juega muchas veces en la misma liga.

Alto: no quiero decir con esto que Novalogic haga las cosas tan mal como Mindscape, pero sí que por momentos parecen columpiarse sobre el borde del mismo precipicio.

No obstante, los resultados en 16 bits son, a la larga y pese a los defectos, mucho más interesantes y, sobre todo, divertidos.

El por qué aún no lo tengo del todo claro: ¿casualidad?, ¿desvergüenza?, ¿ambas?.

Fueron muchas las revistas de la época que calificaron a Captain Planet and the planeteers, no sin cierto desdén, con meros aprobados ante la furia de lectores y jugadores que no entendían cómo podía recibir semejante trato.

Más cuando el resto de la prensa especializada parecía alabarlo como, bueno, como el gran juego que se supone debería ser.

Por mi parte, entiendo perfectamente esa opinión menos favorable: Captain Planet puede llegar a ser terrible… O, maticemos, podría haber llegado a serlo.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 2

El mismo principio del juego anticipa horrores que sólo se cumplen en parte: con una linealidad completamente abrumadora, rozando lo ridículo, los primeros momentos – independientemente de la fase elegida – hacen las veces del tutorial de rigor.

Sólo que aquí parece realizado para alguien que jamás ha probado un título semejante.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 12

El ritmo y la obviedad parece, en efecto, un compendio de juego para inútiles; dicho desde el prisma de alguien versado en el género, claro, porque el tema para otro día sería discutir si esto – plantear introducciones para jugadores noveles – es algo realmente negativo, o no.

En cualquier caso, esta linealidad, tosca en muchas ocasiones, más sutil y disimulada en otras, se mantiene durante toda la partida.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 9

Más preocupante resulta que dentro de ésta, algunos niveles y escenarios sean poco o nada estimulantes.

Parte de la culpa recae en el diseño visual, pues a pesar de que Novalogic intentó crear sensación de grandiosidad y épica, ya sea con algunos enemigos enormes, como con algunos escenarios que apuntan a espacios gigantescos, al final todo acaba rezumando cierto aroma a cartón-piedra.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 3

Se podría culpar a los sprites empleados, aunque en realidad se debe más a una cuestión de escenarios y distribuciones del espacio.

Dicho de otro modo, un diseño mediocre que conduce a una diversión inesperada.

ESTO ES LO QUE HAY, CHAVALES

Sería fácil vapulear también a Captain Planet por algunas decisiones sobre la mecánica y configuración del reto para el jugador.

Me explico: Novalogic ha optado por una vía de acumulación descerebrada que, sin embargo, funciona; aunque sea por casualidad.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 5

Son muchas las veces en que el título lanza contra el sufrido protagonista decenas de enemigos.

En ocasiones engendros menores de varios tipos, con sus propias estrategias, y en otras hordas de insectos o similares.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 8

Inesperadamente, aunque sobre el papel resulte tramposo o barato, esto acaba beneficiando al cartucho.

Dicho lo cual, Captain Planet ofrece momentos absolutamente catárticos, ya sea al enfrentarse contra una plaga excesiva, un funesto helicóptero, o un descomunal barco que lanza en cadena misiles devastadores sobre el héroe de turno.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 10

En esos momentos, sus creadores parecen transmitir un mensaje al afanado jugador: “esto es lo que hay, es lo que hemos podido hacer”.

O lo que han querido, pero una vez aceptadas las reglas, se vuelve misteriosamente adictivo.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 7

Es más, siendo – o pareciendo – consciente de esta aproximación con cierto aroma clásico, Captain Planet anticipa enfrentamientos desproporcionados que luego no tienen lugar.

Para, una vez relajados y con el susto pasado, asaltarnos por sorpresa con decenas de peligros.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 4

A favor juega también el tener las herramientas necesarias para sobrevivir, pues se antoja estimulante encontrar un programa con movimientos secundarios prácticos y divertidos, que aportan una dimensión táctica.

No obstamte, si el desarrollo de Captain Planet llega a brillar en algún momento es por accidente más que por méritos propios.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 6

Y aún así, pese a que el aspecto generalizado dista de ser espectacular, todo contribuye a crear un plataformas ciertamente singular, con algunos momentos mediocres y otros brillantes, que los usuarios menos exigentes van a agradecer muchísimo.

EN RESUMIDAS CUENTAS

Dista de ser notable en términos de diseño, muchos de sus logros parecen involuntarios, y algunas mecánicas se intuyen algo toscas; pero al final, Captain Planet and the planeteers resulta tremendamente adictivo… en sus mejores momentos.

Captain Planet and the Planeteers Sega Genesis Mega Drive Xtreme Retro 11

Y casi todos ellos culminan en la pantalla final.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.