CARDINAL SYN

De lo más profundo de los estudios de Sony Interactive America y con la inestimable ayuda de Kronos EntertainmentCriticom, Dark Rift -, llegó hasta nosotros uno de los juegos de lucha tridimensionales más sangrientos y de mejor factura técnica de entre todos los que habían pasado por los 32 bits de Sony.

Ambientado en una especie de edad media, Cardinal Syn nos mete en la piel de uno de los ocho estrafalarios personajes que inicialmente se encuentran seleccionables, con el objetivo de vencer a la malvada hechicera Syn.

A pesar de ser la responsable de que la batalla entre humanos y otros seres haya finalizado, los objetivos de Syn no van especialmente encaminados hacia conseguir la paz en el imaginario mundo de Cardinal Syn.

Y en nuestra mano está la posibilidad de acabar con su tiranía a golpe de espada, ya que ningún personaje del juego lucha a puño descubierto.

Todos poseen algún tipo de arma blanca, que va desde la típica espada hasta la pequeña daga utilizada con increíble destreza por Finkster.

Lógicamente, si todos usan espadas, la sangre debería aparecer por alguna parte, y os aseguro que sale, y en grandes cantidades.

De hecho, a cada espadazo propinado, la sangre derramada manchará el suelo y el cuerpo del oponente, logrando un efecto gore tan real que es sólo comparable al de Bloody Roar.

Por si esto fuera poco, la calidad gráfica que muestra el juego es digna de elogio, ya que lo único que podemos encontrar en el catálogo de PlayStation que se asemeje visualmente a Cardinal Syn es Soul Blade.

Kronos le ha imprimido una jugabilidad que se encuentra entre su Dark Rift de Nintendo 64 y el Soul Blade de Namco, incluyendo combos, magias, etcétera.

Los escenarios son interactivos y en ellos podemos encontrar objetos tales como pociones mágicas, recuperadores de energía y similares.

Así que coged vuestra espada y preparaos para derramar sangre en cantidades ingentes.

Un motivo de sobrada felicidad, en suma, para los incondicionales del género.

EL GORE Y LAS 3D

Seguramente recordaréis la fiebre por la sangre y las vísceras que el mítico Mortal Kombat de Midway desató hace tantos años.

Cardinal Syn bien podría haberse convertido en una suerte de Mortal Kombat tridimensional, en lo que respecta al nivel de gore contenido en él, ya que en todos y cada uno de los combates asistiremos a una auténtica matanza sangrienta.

Juzgad vosotros mismos por las pantallas.

ESCENARIOS

Todos los escenarios del juego poseen ciertos elementos con los que interaccionar, como por ejemplo, esta vagoneta.

Por cierto, el escenario del puente situado frente a las cataratas es uno de los más cuidados y espectaculares de todo el conjunto.

GOLOSINAS GRÁFICAS

La calidad con la que están definidos todos los personajes, en especial la hechicera Syn, es impresionante, similar a la de Soul Blade, conformando así una auténtica explosión de sangre y jugabilidad de gran factura técnica.

Ciertos efectos de luz también recuerdan poderosamente al título de Namco.

FINAL BOSS

Este es el pedazo de jefe que nos espera al final de Cardinal Syn, justo tras derrotar a la malvada hechicera.

El dragón posee un tamaño descomunal, nunca antes visto en un juego de estas características.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.