CARRIER COMMAND

Carrier Command supuso una innovación respecto a los gráficos tridimensionales y la estrategia en tiempo real, y un hito perdurable de la época de los 16 bits, cuando los géneros eran tan permeables como el mar.

Estamos en el año 2.166, y las pruebas de armas nucleares han creado una cadena de islas llenas de energía sin explotar.

Aclamando este “milagroso descubrimiento económico“, los científicos construyen dos portaaviones robóticos para utilizarlos como centros de mando en las islas, usando flotas de vehículos aéreos, marinos y terrestres para defenderlos si fuera necesario.

Nadie sospecha lo que va a ocurrir, eso es, que deberán defenderse el uno del otro.

El ACC Omega, técnicamente superior, cae en manos de STANZA, una organización terrorista que ha pirateado su software para conquistar el archipiélago.

Sin tiempo para pagar el rescate y sin una opción nuclear viable, se ordena al ACC Epsilon que se disponga a tomar el territorio, y el lugar se convierte en una zona de guerra.

Al enfrentarse a un enemigo tecnológicamente superior, el éxito en Carrier Command depende de algo más que la confrontación directa, y para ello dispones de varios vehículos anfibios Morsa y aviones Manta que pueden utilizarse contra el enemigo.

Carrier Command fue revolucionario en 1.988, e hizo hincapié en los valores únicos de las unidades y el territorio en tiempo real contra una inteligencia artificial enemiga implacable.

Con una interfaz que te permite controlar no sólo las unidades de campo, sino también el sistema de reparación y armamento del Epsilon, confiere un control directo sobre todos sus vehículos tridimensionales.

Sin embargo, su característica más exquisita es la presencia de un enemigo superior e inclemente con los perezosos y los impetuosos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.