CASTLEVANIA: PORTRAIT OF RUIN

Sin lugar a dudas, son tiempos difíciles para la saga vampírica de Konami.

Y es que, pese a las bondades del reciente Lords of Shadow, sigue sin aparecer un capítulo que supere – o al menos iguale – la exquisita calidad que atesora el imperecedero Symphony of the Night.

Felizmente, los fans incondicionales de Castlevania siempre podrán recurrir a las portátiles de Nintendo, ya sea Game Boy Advance o, en el caso que nos ocupa, Nintendo DS, para volver a deleitarse con ese gratificante desarrollo, a medio camino entre la exploración y las plataformas, no exento de sutiles elementos más propios de un RPG.

Una mecánica, dicho sea de paso, copiada con cierto descaro de los consagrados Metroid, otra de las legendarias franquicias de Nintendo que le ha vuelto la espalda a las clásicas 2D, para disgusto de sus incontables seguidores.

Respecto a la actual entrega, bautizada para la ocasión con el sonoro nombre de Portrait of Ruin, presenta como mayor novedad la alternativa de manejar a los dos protagonistas de forma simultánea, pudiendo además recurrir a sus diferentes habilidades en las múltiples habitaciones que conforman la morada de Vlad Tepes, popularmente conocido como Drácula.

De modo que el temible castillo ha vuelto a materializarse una vez más, y en esta ocasión ha surgido en la cruenta etapa de la Segunda Guerra Mundial.

Y así, mientras el pueblo sufre penurias y muere vilmente en el campo de batalla, dos nuevos héroes se enfrentarán contra los sanguinarios enemigos de siempre, entre los que se incluye el mortífero Golem que ya amedrentó a los afortunados usuarios de PC Engine Super CD-Rom, en la gloriosa entrega de Rondo of Blood.

Por supuesto, no faltarán los descomunales final bosses, ni tampoco los consabidos nuevos retos por afrontar; en especial si nos referimos a unos siniestros cuadros, que a su vez facilitarán el acceso hacia otras dimensiones compuestas por extensos escenarios.

Con esta premisa aparentemente tan simple, dicha aventura consigue atrapar a los aficionados desde la primera partida, para no dejarlos escapar hasta que hayan visitado todas y cada una de las estancias que conforman el siniestro castillo, y derrotado al perverso Conde Drácula con el látigo en mano.

CLÁSICO Y MODERNO A LA VEZ

Tal como ya sucedía en los anteriores episodios de Game Boy Advance y Nintendo DS, este nuevo capítulo de la saga Castlevania hereda el aplaudido desarrollo del Symphony of the Night, con la suculenta novedad de guiar a dos personajes a la vez.

Y los héroes elegidos para la ocasión resultan ser Jonathan Morris, descendiente del protagonista del mítico Castlevania: the New Generation para Mega Drive, y la hechicera Charlotte, emparentada con la tierna Carrie del polémico y ambicioso Castlevania 64.

Ellos serán los encargados de traspasar los muros que contienen al pérfido Vlad Tepes, e impedir su hegemonía.

UNA DE LAS SAGAS CON MÁS PRESTIGIO A NIVEL MUNDIAL

Konami es la artífice de algunas de las franquicias más aclamadas en la historia de los videojuegos, con varios representantes del calibre de Metal Gear Solid, Contra, Mystical Ninja o International Superstar Soccer, por citar tan sólo diferentes ejemplos posibles.

Respecto a la saga Castlevania, ha cumplido más de veinte años de vida, y su longeva trayectoria ha sido casi siempre ejemplar.

Entre algunos de sus capítulos más aplaudidos encontramos el sobresaliente Super Castlevania IV para Super Nintendo, y el no menos popular Symphony of the Night, disponible en PlayStation y Sega Saturn.

Huelga decir que, a la espera de otro título que reemplace al anterior del recuerdo colectivo, las portátiles de Nintendo se han convertido por méritos propios en la salvación de la franquicia; al menos en su vertiente más clásica, diferenciada, eso sí, de los lineales episodios originales.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.