CASTLEVANIA: SYMPHONY OF THE NIGHT

La noche va tejiendo su manto oscuro, mientras ecos de un pasado que aun palpita recorren el aire, todo lo cubren y lo impregnan a su paso. La inquietud se apodera del descuidado viajero ocasional que cruza las tierras sumidas en las tinieblas, mientras busca una buena estrella que guie sus pasos, sin poder aparter ya de sí esa sensación de angustia que invade su cuerpo y medra sus ánimos, acongojado por la incesante sensación de amenaza que viene de todos y de ningún lado en concreto. Y mientras tanto, el viento no cesa en su empeño de hacer llegar a nuestros oídos las más sinuosas melodías, de una belleza atronadora que se confunde con la ténue luz que puebla la noche naciente. Una noche larga, que casi parece eterna, de una majestuosidad tal que haría palidecer la misma luz del astro rey. Una noche habitada por extrañas criaturas sedientas de sangre, tu sangre, donde el miedo a lo desconocido es tan sólo la antesala de lo que le espera a quien se atreva a cruzar las puertas donde mora la mismísima encarnación del mal, venido desde mundos perdidos en el olvido para tormento, una vez más, de las desdichadas almas de los hombres que osen cruzarse en su camino. Bienvenidos, a Castlevania.

Con ese preámbulo, tan sólo podía estar hablando de un juego, que no es otro que Castlevania. Symphony of the Night, el que sin duda alguna es, hasta la fecha, la mejor aventura dentro de esta prolífera saga vampírica de Konami, con héroes atormentados por su pasado, amores imposibles, deseos de justicia y la tan anhelada paz, dolorosos recuerdos, y una larga lista de sentimientos que consiguen transmitir todos y cada uno de los personajes de este peculiar capítulo. Y estos son solo algunos de los valores que atesora el título.

Una vez os hayais atrevido a cruzar las puertas que separan el umbral del mundo racional hacia lo desconocido, os espera un mundo amenazante, opresivo, en el que la angustia casi se puede palpar, con un descomunal y desafiante castillo como escenario. Y es que la puesta en escena derrocha una grandeza y preciosidad tal, que aun no ha conseguido ser superada hasta la fecha por Castlevania alguno, de todos los que han visto la luz desde entonces.

La versión japonesa del juego se conoce como Dracula X: Nocturne in the Moonlight, y salio al mercado el 20 de marzo del año 1997. Para los afortunados compradores, había una sorpresa por añadido, un cuaderno con un total de 32 páginas de ilustraciones salidas directamente de la mano de la inigualable Ayami Kojima, además de un tentador CD con melodías recopiladas del resto de capítulos de la saga.

Lo mejor que ha aportado este capítulo a la saga, junto con la presencia del carismático Alucard (Drácula al revés, para más señas, lo que os da alguna pista sobre su posible identidad), fue el novedoso desarrollo de la aventura con no pocas similitudes con Super Metroid. No en vano, a la saga se la ha tildado desde entonces con el sobrenombre de Metroidvania.

Con un desarrollo no linial, y permitiendo en todo momento la elección de un camino diferente al resto por parte del jugador, el planteamiento es sencillamente exquisito, y está ideado para que continuamente surjan todo tipo de dificultades que imposibiliten el acceso a determinadas zonas, haciendo necesaria la adquisición de nuevas habilidades, armas, o poderes, para poder acceder así a cada punto imaginable del extenso mapeado.
Y esto es tan sólo el principio. Por cierto, para los amantes de la saga vampírica, este capítulo mantiene una estrecha relación con el Castlevania III: Dracula´s Curse aparecido en Nes, tomando como personaje principal al hijo olvidado de Drácula, que lucho junto con Trevor Belmont, aparecido también en el título Curse of Darkness para PS2, con el fin de librar al mundo del azote malvado de su propio padre. Os encontraréis de igual modo con viejos conocidos de este capítulo, en un guiño de notable factura técnica.

Alucard por su parte, es increiblemente polivalente, capaz de hacer servir la nada despreciable cifra de hasta 57 armas diferentes, algunas con poderes ocultos, o incluso atacar cuerpo a cuerpo a sus enemigos. Y si la situación lo requiere, ya sea por salvar la propia vida o por afrontar obstáculos de otra forma imposibles, grácias a su parentesco con el rey de todos los vampiros, puede recurrir a ciertos poderes reservados tan solo a los de su linaje, como convertirse en lobo, murcielago, o incluso niebla. Poderes que además es no solo recomendable, sino necesario, mejorar si se pretende llevar la aventura a buen puerto y librar a la humanidad de la incesante amenaza del malvado Conde Drácula.

La música por su parte, es una auténtica delicia, con una cadencia, una armonía, ritmo y compás, que no dejará indiferente a nadie. Ni siquiera después del tiempo transcurrido desde su lanzamiento, han perdido ni un ápice de su genialidad. Su canción final, I am the wind, os costará mucho tiempo olvidarla, interpretada por una famosa cantante que ha participado de igual modo en producciones más recientes de otra gran saga de Konami, como es Metal Gear Solid.

En lo que respecta al descomunal castillo, las cifras hablan por si solas. Os esperan nada menos que 13 zonas de dimensiones considerables, formadas por más de 1880 habitaciones, con más de 146 enemigos a batir, entre los cuales un total de 20 son verdaderos jefes finales, que os pondrán en más de un apuro y en la tesitura de tener que ir bien provistos de elementos para curar vuestra salud, que se verá mermada más de lo que dictan los niveles deseados. Y por si esto aun fuera poco, existen un total de 4 finales diferentes, que esconden no pocas sorpresas.

Para hacer su desarrollo más atractivo aun, el juego esta planteado como si de un juego de rol se tratara en los correspondientes menús, obligando al jugador a subir su destreza de forma constante, consiguiendo niveles más elevados, tanto para sí como para sus compañeros, obteniendo todo tipo de armas, escudos, armaduras, y objetos con el único fin de evadir a la muerte por algún breve instánte más.

El juego comienza justo donde lo dejó la anterior aventura de la saga, Rondo of Blood, con Ritcher Belmont, junto con Simon Belmont el más famoso cazavampiros del universo Castlevania, y seguramente el más poderoso de todos ellos, tratando de frenar los planes del mismísimo Conde Drácula.

El planteamiento del juego, como era de esperar, es en 2D pero estética y visualmente perfecto, con gráficos dibujados a mano y unas animaciones para el protagonista que rozan la perfección, con un colorido pocas veces visto en un juego de éstas características. Hay que sumarle el justo toque de aventura épica, casi trágica, con una jugabilidad legendaria, a la altura de los más grandes, y efetos realmente sobresalientes, como la niebla, la distorsión de la luz, efectos 3D perfectamente implantados en algunos escenarios, a los que tan bien acostumbrados nos tiene Konami.

Todas estas virtudes y muchos más aciertos lo convierten por derecho propio en uno de los mejores juegos que han visto la luz en las plataformas de 32 bits. Y la versión de Saturn, lanzada un año más tarde, debido al acuerdo alcanzado con Sony, es aun mejor, presentando jugosas novedades respecto al original, como nuevos efectos, nuevas zonas, y la posibilidad de jugar con Ritcher desde el principio, e incluso con Maria Renard, algo impensable en la versión de PlayStation. Como punto negativo de esta versión, hay que destacar que, al no salir de tierras japonesas, se encuentra integramente en el idioma nipón, lo que lo hace menos recomendable, pues su historia sin duda es uno de los grandes atractivos.

.
Actualmente, podéis adquirir el juego desde el bazar de XBOX Live, o desde la PlayStation Store americana, donde lleva localizado desde que la consola vio la luz, pero por alguna razón incomprensible aun no se ha colgado en la Store europea. En cuanto a la versión de Saturn, es del todo imposible hacerse ya con ella, a menos que recurrais al tema de la emulación.

.

Si finalmente os habéis atrevido a cruzar el oscuro umbral que os separaba de vuestros peores temores latentes, preparaos para afrontar una de las más grandes aventuras que se han gestado hasta la fecha, donde la muerte, no es siempre lo peor que podría pasaros. Bienvenidos, una vez más, al universo de Castlevania…

.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.