CHIKI CHIKI BOYS

Provoca cierto vértigo enfrentarte a un juego que exprimiste hace varias décadas, pero lo cierto es que la conversión para Mega Drive de Chiki Chiki Boys sigue aguantando el tipo como una campeona.

Y lo más curioso es que no fue obra de Capcom, responsable de la recreativa, sino de la propia SEGA, quien se vio obligada a reprogramar para su consola un buen número de licencias, debido al férreo marcaje que ejercía Nintendo con sus third parties en aquellos tiempos.

A la hora de recrear el adorable universo de Chiki Chiki BoysMega Twins en los recreativos y sistemas domésticos occidentales, salvo MD -, SEGA contó con el apoyo de Visco – en el apartado sonoro -, logrando un resultado más que notable, pese a la desaparición del segundo jugador.

UN MUNDO REBOSANTE DE COLOR

El desarrollo de la recreativa original estaba liderado por Yoshiki OkamotoForgotten Worlds, Final Fight – y Noritaka FunamizuGun Smoke, Forgotten Worlds -, dos pesos pesados de Capcom que pusieron en pie las deliciosas y coloridas aventuras de este par de gemelos de origen principesco, decididos a derrotar al payaso que ha destruido su reino.

La mecánica del juego era bastante sencilla: armados con espadas, los jugadores debían superar una serie de niveles por tierra, mar y aire, enfrentándose a un ejército de adorables y rechonchas criaturas en el mayor despliegue de color y monería que se había visto en los recreativos desde la aparición de The New Zealand Story.

Entre las virtudes de la placa, además de desplegar una mecánica tan asequible como divertida, estaba la posibilidad de elegir el escenario en el que adentrarnos, entre tres opciones distintas, antes de afrontar el resto de niveles.

Chiki Chiki Boys era un auténtico despiporre en el que podías enfrentarte a vampiros con gafas de sol, langostas calzadas con deportivas o belicosas judías verdes.

Tras arrasar en los salones recreativos de 1.990, era cuestión de tiempo que los gemelos dieran el salto a los sistemas domésticos.

DE LOS BILLARES, A TU CASA

U.S. Gold se encargó de adaptar Mega Twins a Atari ST y Amiga.

También se dio luz verde a la conversión de Spectrum y Amstrad, aunque estas versiones no verían la luz hasta hace poco, tras ser recuperadas por un grupo de titanes de la preservación de juegos clásicos.

NEC Avenue llevó las andanzas de los gemelos a PC Engine Super CD-Rom, mientras que SEGA hizo lo propio en Mega Drive, conservando el título japonés y el precioso arte original de Capcom en la carátula, en contraste con la horrenda ilustración que decoró los lanzamientos para ordenador.

El port de MD, el único para consola en ser distribuido oficialmente en Occidente, perdió la opción de dos jugadores, pero añadió una simpática tienda entre niveles donde podíamos canjear las monedas por bombas, armas y vidas extra.

Pese a no contar con el potente hardware de la placa original – una CPS-1 -, los programadores y grafistas de SEGA lograron replicar con todo detalle en Mega Drive la estética de la recreativa de Capcom, por no hablar de una pegadiza banda sonora que sigue taladrándonos las meninges casi un cuarto de siglo después.

Pero si no te apetece desempolvar la Mega Drive y quieres revivir las aventuras de los gemelos, siempre puedes recurrir a los recopilatorios Capcom Classics Collection para PSP, PS2 y Xbox, donde venía incluido.

¡VAYA PAR DE GEMELOS!

A pesar de la ausencia del segundo jugador – el único punto negativo del juego -, este port cosechó todo tipo de halagos por parte de la crítica y público.

Un título divertido y jugable, como no habíamos visto desde los tiempos de Castle of Illusion.

En estos momentos, no se me ocurre un piropo mejor.

EL HORROR

Tenemos firmes sospechas de que el Anticristo trabajaba en Capcom USA a principios de los 90.

Es la única explicación posible al despropósito artístico que acompañó el lanzamiento de Mega Twins en ordenadores domésticos, donde el monísimo arte de la recreativa fue sustituido por esta pesadilla que, dicho sea de paso, parece sacada de un libro infantil de saldo.

Ojo a las caras, los cuchillos… Terrible.

JEFAZOS

Si los enemigos normales eran el despiporre, los jefes finales ya eran de traca.

Desde el esqueleto cabezón en calzoncillos hasta un vampiro exhibicionista, que nos mostraba su ropa interior al abrirse la capa.

DIGNO DE TODA LOA Y ALABANZA

Aunque perdió el modo de dos jugadores y los gráficos eran más achaparrados – cosa de la resolución de MD respecto a los gráficos originales de la placa CPS de Capcom -, el port de SEGA era una absoluta delicia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.