CHINA WARRIOR

China Warrior PCE Header

Lo hemos dicho en numerosas ocasiones aunque nunca está de más repetirlo, pues algunas compañías insisten en hacernos comulgar con piedras de molino: en un título no todo consiste en tener buenos gráficos.

Pese a que los programadores se esfuercen por crear entornos espectaculares, relativamente originales, coloristas y profusamente decorados, si en última instancia se olvidan de añadir una jugabilidad más o menos acorde, su labor será insuficiente.

Así, en China Warrior – también conocido como The Kung Fu en su país de origen – asistimos a un despliegue gráfico encomiable, rebosante de lozanía.

China Warrior PC Engine

Los ENORMES sprites y variados ataques conforman un alegre panorama capaz de entretener a cualquier amante del género.

Pero no es oro todo lo que reluce, ya que los movimientos son un tanto bruscos y aún más limitados.

Y los escenarios, aunque bonitos, parcos en detalles.

Estas dos circunstancias, sumadas al tedioso desarrollo, hacen que el conjunto pierda gran parte de su atractivo y no poca jugabilidad.

Kung Fu PC Engine

Para colmo de males, su notoria escasez de modos, sin el único consuelo de un segundo jugador, no le auguran un porvenir demasiado esperanzador entre los amantes de lo retro, ni de la variedad.

En definitiva, China Warrior es una buena idea que queda deslucida por un planteamiento pobre y una oferta demasiado escasa para la increíble competencia con la que tuvo que enfrentarse.

Si echamos un vistazo a lo que nos brindan otros tantos beat’em ups, tales como Altered Beast o Last Battle, veremos que es resultón, pero sin duda inferior.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.