CHRONO CROSS

Los productores de Chrono Cross insisten en que no se trata de una continuación del elogiado RPG de Super Nintendo, pero lo cierto es que siempre se ha visto ensombrecido por su predecesor de 16 bits.

Lo cual, en efecto, no le hace justicia.

Chrono Cross hereda una fascinación por el tiempo y algunos argumentos de Chrono Trigger, pero a partir de ahí despliega una experiencia distintiva y sorprendentemente emocional que merece ser apreciada.

Serge, de dieciséis años, mientras recoge conchas en la playa para llevárselas a una buena amiga cae de pronto en una dimensión alternativa.

El joven aprende que en esta segunda realidad está muerto, porque se había ahogado diez años antes.

De hecho, Serge sólo sigue vivo gracias a que un viajero interdimensional lo rescató, creando así una rendija en el tiempo que le permitirá cumplir con su destino: salvar al mundo.

Es entonces cuando todo se vuelve realmente confuso.

Serge cambia de cuerpo, los personajes se topan con versiones alternativas de ellos mismos, los monstruos engendran más allá del tiempo, y un largo etcétera.

La compleja trama de Chrono Cross tiene sentido, pero es necesario jugar un par de veces para asimilarla plenamente.

Dicho lo cual, en Chrono Cross no hay batallas aleatorias; todos los enemigos están a la vista, así que puedes evitarlos, y tampoco hay necesidad de repetir acciones incansablemente, porque la experiencia de los personajes está regulada a niveles razonables.

Vale la pena pasearse por el universo tropical de Chrono Cross por segunda vez para gozar de su banda sonora, una mezcla única de influencias célticas, mediterráneas y de la moderna cultura japonesa.

Y es que Chrono Cross no sólo es diferente a Chrono Trigger, sino también de otros juegos de rol para consola, anteriores o posteriores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.