CHRONO TRIGGER

En el año 1.995 un grupo de virtuosos de la programación decidieron unir sus esfuerzos para crear un RPG destinado a pulverizar el concepto de lo que se supone debía ser un buen juego de rol.

Desde entonces Chrono Trigger es sinónimo de perfección absoluta, y un referente ineludible dentro del género.

Una feria sirve como pretexto para dar comienzo a una aventura de proporciones bíblicas.

Todo el mundo parece irradiar alegría, de la que se contagia el mismo jugador.

En su deambular por el concurrido lugar, el bullicio se hace notar mientras el afanado usuario se apresura a visitar todo tipo de tenderetes, prueba diversas atracciones, y conversa con decenas de personajes.

Todo aparentemente normal, siguiendo la estela de las grandes creaciones del género, o al menos esa es la impresión que transmite en un primer momento.

Pues nos encontramos con un título llamado a reinventar los moldes establecidos, en el que las acciones más nimias e insignificantes incidirán de forma directa sobre los acontecimientos futuros.

¿Acaso queréis tratar de vender un colgante que no os pertenece? ¿O comeros algo por lo que no habéis pagado previamente?

El programa os otorga plena libertad para hacerlo. Pero no penséis que no os pasará factura.

Y es que los actos más ordinarios se tornan en épicos en este consagrado título, que llegó a superar las más altas expectativas vertidas sobre el programa por el equipo que lo hizo posible, con una historia cargada de valores como la amistad, la entrega, la superación y el sacrificio.

Nadie hubiera pensado en esa primera toma de contacto con el juego que Square estaba haciendo historia.

LA PARADOJA TEMPORAL

Tras un inesperado accidente, Crono y Marle se ven transportados 400 años atrás en el tiempo.

Por aquel entonces tiene lugar el secuestro de la reina Leene, antepasada directa de la joven Marle, con la que comparte un parecido físico más que evidente.

El responsable no es otro que Magus, un ser cruel y despiadado que ha urdido desde las sombras esta abominable conspiración.

De modo que Crono y sus compañeros de equipo se ven forzados a rescatar a la reina, puesto que en caso de no hacerlo, Marle nunca llegará a existir, debido precisamente a esta paradoja temporal.

Sin embargo, el tiempo no fluye en una única dirección, pudiendo derivar en distintas realidades alternativas.

Este detalle queda patente en Chrono Trigger con motivo de la pasión de Yuuji Horii, el principal guionista, por los viajes temporales.

Y así, los protagonistas tendrán acceso a distintas épocas de la historia de la humanidad gracias a una avanzada máquina del tiempo, y las acciones que ejerza el jugador repercutirán en eras futuras, hasta el punto de que conversaciones absolutamente vanales pueden llegar a ser trascendentales en otros siglos que aún están por llegar.

Por si fuera poco, Horii introdujo el elemento del Huevo del tiempo, que le presta su nombre al juego, y controla todos los acontecimientos pasados, presentes, y futuros, reaccionando de forma directa al esfuerzo invertido por sus propietarios al llevar a cabo determinados actos.

Un cartucho futurista, en una máquina que ya pertenece al pasado.

EL DREAM TEAM DE LA PROGRAMACIÓN

Los responsables de dar forma al emblemático Chrono Trigger fueron nada menos que Hironobu Sakaguchi, Yuuji Horii, Nobuo Uematsu, Tetsuya Nomura y Akira Toriyama.

Para que me entendáis, los inigualables creadores de Final Fantasy, Dragon Quest y Dragon Ball, unidos para desarrollar un programa único e irrepetible.

Es preciso matizar que con anterioridad esta fructífera colaboración ya se había saldado con imperecederos títulos de la serie Dragon Quest, aunque para la ocasión este grupo de genios buscaba dar rienda suelta a sus propios desvaríos y ambiciones personales, que quedaron plasmadas en un cartucho de puro lujo.

Incluso Akira Toriyama se animó a desarrollar unos personajes por cuenta propia, prescindiendo de cualquier plantilla posible, dotándolos de un aspecto bien diferenciado de todo aquello a los que nos tenía acostumbrado por aquel entonces el artista.

No menos importantes fueron las aportaciones de Hironobu Sakaguchi, que impregnó a la historia de toda la magia propia de los mejores RPG‘s, y Yuuji Horii, que dotó de coherencia a la trama; sin olvidar a Yasunori Mitsuda y Nobuo Uematsu, quienes compusieron una banda sonora magistral donde las haya, hasta el punto de que para editarla fueron necesarios un total de tres CD‘s.

GENIALIDAD EN ESTADO PURO

Desde la primera toma de contacto con el título, todo hace presagiar que seguirá con cierta fidelidad los cánones impuestos por otras grandes creaciones que gozan de un merecido renombre dentro de la industria.

Es necesario entender que al público nipón le gustan las novedades justas, pues le profesan vehemencia a los clásicos, dado que prefieren deleitarse con algo en lo que ya estén previamente familiarizados.

Por tanto, Crono, Marle, Lucca y compañía respetan los típicos combates por turnos, buscan aliados para su causa, mejoran sus habilidades, y un largo etcétera.

Justo lo que se espera de cualquier buen RPG con sabor añejo.

Pero el glorioso equipo de programación no iba a conformarse con eso, de modo que se sirvieron del sistema Active Battle del emblemático Final Fantasy IV, pero mejorándolo de forma significativa.

Esto se traduce en que tan solo será posible ejecutar una acción una vez la barra temporal se haya consumido, hecho que influye tanto en la agilidad de los combates como de las emociones vividas, al saberse el jugador víctima de un ataque inminente o bien asestar un golpe letal antes de sufrir daño alguno.

Olvidad también los combates inesperados, pues aquí los enemigos son visibles en todo momento; si bien en ocasiones el usuario será víctima de determinadas emboscadas, aunque está es la excepción y no la norma.

Pese a todo, la gran innovación reside en el mismo sistema de combate.

Cada personaje cuenta con varias técnicas propias de su época y afines al arma que empuña, siendo Crono un maestro versado en el arte de la espada, mientras que Robo recurre a los ataques a distancia, posibles gracias a poderosas pistolas, por citar tan solo un ejemplo.

Huelga decir que los efectos gráficos que se derivan de estos ataques exprimen hasta límites insospechados las capacidades de la máquina para la que fue concebido el juego, la añorada Super Nintendo, haciendo palidecer al resto de RPG‘s que le precedieron.

Este detalle bastaría para justificar su impecable factura técnica, pero es que Square va mucho más allá, bendiciendo a los protagonistas con hasta ocho técnicas individuales que pueden combinarse entre sí, consiguiendo unos efectos tan devastadores como atractivos, dando paso a un despliegue audiovisual sin precedentes.

ACCIÓN Y REACCIÓN

A estas alturas resulta evidente que cualquier acto llevado a cabo en el pasado puede resultar trascendental para los tiempos futuros; no en vano, el pilar sobre el que se sustenta todo el argumento reside en los viajes temporales, pudiendo alterar el curso de la historia acorde con los hechos sucedidos a lo largo de las distintas eras.

Las decisiones que toma el jugador en el progreso de la aventura inciden de igual modo en el marco temporal, pues encaminan su destino, que también será posible moldear mediante el sacrificio y el esfuerzo constantes.

Sirva a modo de ejemplo el juicio de Crono, que llega a ser capaz de romper la delgada línea que separa la realidad de la ficción, dirigiéndose al mismísimo jugador, valorando su propia moral, en un momento culminante donde el título se autoreferencia a si mismo, algo inédito en un programa de estas características.

Y es que cualquier episodio anterior, o las distintas acciones realizadas a modo de divertimento pasajero, cobran vital importancia evidenciandose como parte fundamental del argumento.

Esta misma premisa llega a su momento álgido con la defunción del héroe indiscutible de la historia.

Pero el juego dista mucho de terminar en ese momento, puesto que es posible continuar sin él… O quizá existe algún modo de evitar el desastre, una vez ya ha ocurrido.

De hecho, se han creado la nada despreciable cifra de trece finales, que variarán considerablemente en función de las elecciones tomadas por el usuario.

UNA OBRA MAESTRA HECHA VIDEOJUEGO

La expectación en el año 1.995 no podía ser mayor.

Los seguidores de Final Fantasy, los devotos de Dragon Quest, y los aficionados a los RPG‘s en general, esperaban con impaciencia esta nueva epopeya de tintes épicos.

La prensa especializada no dudó en deshacerse en halagos, galardonando al programa con la puntuación perfecta.

Cuando finalmente se puso a la venta, bastaron apenas un par de meses para que Chrono Trigger colapsara, literalmente, el mercado, pulverizando cualquier registro anterior con los juegos de rol lanzados hasta la fecha.

Hasta casi dos millones y medio de copias se llegaron a colocar en ese tiempo limitado, pese a que el parque de consolas instaladas no era equiparable al que tuvo años más tarde PlayStation, para que os hagáis una idea aproximada del inconmensurable éxito que acompañó al galardonado título desde el primer día.

Pese a que casi todas las críticas profesionales y populares lo ensalzaron como una obra maestra de la programación, surgieron determinados colectivos que tacharon al argumento de demasiado complejo, o bien criticaron su duración, un tanto menor que la de otros conocidos RPG‘s.

Menudeces que no empañaron siquiera mínimamente los triunfos que han caracterizado la intachable trayectoria de este sensacional juego.

Chrono Trigger volvió a irrumpir en el mercado en los circuitos de PlayStation, allá por el año 1.999, acompañando al notable Final Fantasy IV en un suculento pack.

A grandes rasgos, la principal diferencia entre esta entrega y la original radica en las impresionantes secuéncias de vídeo realizadas por Toei Animation, bajo la estricta supervisión de Akira Toriyama.

Tristmente, pese a los éxitos cosechados a nivel mundial, el título no llegó a nuestro país hasta finales del año 2.008, con una versión realizada para Nintendo DS.

Tampoco lo hizo su continuación directa, Chrono Cross, disponible también para PlayStation en el año 2.000, aunque es justo reconocer que pese a sus virtudes intrínsecas, la remembranza del primer Chrono Trigger se mantuvo bien presente, siendo un título del todo imprescidible por el que el paso del tiempo no ha hecho sino reafirmar su valía.

Un juego, en definitiva, que sirvió para redefinir el género, y cuyo recuerdo no podrá marchitarse, con un nivel de detalle que lo convierte en uno de los RPG más bellos jamás creados por compañía alguna.

Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.