CINCO GRANDES JUEGOS EN LA TRAYECTORIA DE YU SUZUKI

Como máximo responsable de AM2, uno de los estudios más icónicos de SEGA, este creativo japonés marcó numerosos hitos en la historia del videojuego.

SHENMUE I Y II

Yu Suzuki fue un pionero con muchos de sus proyectos, y nadie duda de que su obra cumbre fue Shenmue, una saga que iba a ver la luz en Saturn y se acabó trasladando a Dreamcast, en lo que, en su día, supuso el desarrollo más caro de la historia.

La primera entrega marcó un hito con su perfecta mezcla de mecánicas – exploración en mundo abierto, conversaciones, lucha, QTE, minijuegos -, y la segunda llevó la fórmula a un nuevo nivel, con escenarios aún más grandes y la resolución de ciertos problemas, como las esperas de tiempo para que se produjeran algunos acontecimientos.

VIRTUA FIGHTER

Si Street Fighter marcó tendencia en la lucha en 2D, el juego de Akira, Jacky, Lau, Wolf y compañía fue pionero en el uso de elementos poligonales y el movimiento en entornos tridimensionales.

OUTRUN

SEGA siempre concedió mucha importancia al género de la velocidad arcade, con increíbles muebles.

Hay pocos juegos más legendarios que éste, en el que conducíamos un Ferrari Testarossa.

SUPER HANG-ON

Esta saga de motos ofrecía un planteamiento similar al de OutRun, pero sin bifurcaciones al final de cada sección.

Gestionar el turbo sin chocarse contra otros pilotos o contra las vallas tenía su intríngulis.

SPACE HARRIER

Antes de que la potencia de las recreativas o las consolas permitieran el 3D “verdadero”, existió la técnica del “sprite-scaling“, que Suzuki supo aprovechar como nadie para juegos de disparos y de conducción.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.