CINCO JUEGOS DE RECREATIVA PARA LA CONSOLA VIRTUAL

Aquí va una pequeña selección de grandes juegos de recreativa, disponibles para descarga.

PAC-MAN (Namco Bandai)

El comecocos de toda la vida lleva casi cuatro décadas con nosotros, aunque se conserva de una forma envidiable.

Conocemos de sobra su característico laberinto, pero no importa porque sus personajes y sus icónicos sonidos nunca pasan de moda.

Intentar batir nuestro récord aprendiendo las rutinas de los fantasmas sigue siendo un vicio.

DONKEY KONG (Nintendo)

El primer gran nombre de Nintendo: unos años después de Pac-Man, entraron en escena el gorila y el fontanero más famosos de los videojuegos

Sí, porque el héroe del juego, Jumpman, se convirtió con el tiempo en Mario.

Y fue la primera obra del mejor diseñador de juegos de todos los tiempos, Shigeru Miyamoto.

STREET FIGHTER II (Capcom)

Street Fighter II era casi tan bueno en Super Nintendo como en recreativa.

Con ocho personajes jugables y cuatro jefes, este título marcó para siempre la historia de los juegos de lucha y de los videojuegos en general.

Aún hoy en día, las partidas a dobles siguen causando furor.

METAL SLUG (SNK)

En la época de los 16 bits, SNK realizaba recreativas alucinantes que después trasladaba píxel a píxel a su consola Neo Geo.

Uno de sus mejores juegos fue este.

Acción desde el primer segundo, armas por doquier, vehículos devastadores…

Absolutamente imprescindible.

GOLDEN AXE (SEGA)

Pura magia medieval.

Cuando el mundo estaba dominado por los beat’em up callejeros, SEGA se desmarcó con este que cambiaba pandilleros por guerreros y bates por espadas y hachas.

Todo un clásico también disfrutable a dobles.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.