COMMANDO

commando-capcom-elite-systems-amiga-amstrad-cpc-apple-ii-arcade-atari-bbc-micro-commodore-16-64-intellivision-msx-nes-pc-88-dos-zx-spectrum-ps3-xbox-360-pixel-art-xtreme-retro

Los Run’N Gun, todo el mundo los ama, ¿verdad?.

Commando fue uno de los primeros, mejores y más conocidos, así que en Xtreme Retro nos hemos propuesto echar la vista atrás y resucitar el mito de Capcom.

¡Avanza hasta la primera zona, soldado!.

commando-arcade-coin-op-capcom-xtreme-retro-1

Definir un juego Run ‘N Gun con la intención de descubrir los orígenes del género es un ejercicio de riesgo.

Por ejemplo, coge el clásico Bezerk: corres, disparas, pero, ¿lo considerarían todos un miembro de honor de este tipo de juegos?.

Puede que sí o puede que no, pero una creación que define de forma literal el sagrado esquema es Senjou No Ookami, que literalmente significa Wolf Of The Battlefield – y eso que no hay rastro de piel de cordero -, aunque el juego fue rebautizado como Commando para el público occidental.

Si todo esto fue para coincidir con la película del mismo nombre siempre ha sido una incógnita, y nunca será admitido por Capcom.

Sin embargo, la coincidencia del nombre y la temática – hombre contra ejército – ciertamente no le hicieron ningún daño al juego, sobre todo si tenemos en cuenta el gran éxito que tuvo la película en el mercado de vídeo.

commando-arcade-coin-op-capcom-xtreme-retro-2

Pero dejando nombres alternativos de lado – hablaremos más adelante de ello -, Commando sigue siendo un título emblemático, que toma elementos de antecesores como Front Line y perfecciona los controles y la jugabilidad para crear un nuevo clásico.

Aunque Commando comparte su nombre con una película de temática similar, y del mismo año, fueron sin duda otras producciones de “hombre contra ejército” anteriores como Desaparecido en Combate y la primera de Rambo, Acorralado, las que tuvieron mayor influencia cultural.

Commando apareció en 1.985 de la mano de Capsule Computers, más conocida como Capcom.

Fue elaborado por el diseñador Tokuro Fujiwara, que ya había creado el simpático puzzle Pirate Ship Higemaru en 1.984 y el legendario Ghosts ‘n Goblins ese mismo año.

commando-arcade-coin-op-capcom-xtreme-retro-3

La jugabilidad de Commando era tan simple como desesperante: poniéndose en la piel de Super Joe, el jugador era depositado en pantalla por un impresionante helicóptero, con las palmeras sacudidas por el viento en el aterrizaje y despegue del mismo.

Después tocaba surcar los escenarios con scroll vertical, con Super Joe enfrentándose a un auténtico ejército – a pie, en tanques, en motocicletas… – en una misión poco clara.

Armado con una ametralladora – munición ilimitada, pero de corto alcance – y una bolsa llena de granadas, nuestro valiente comando avanzaba de un área a otra, rescatando al prisionero de guerra y disparando a todo lo que le fuera posible hasta completar los dos actos de servicio y ganarse un mínimo descanso.

Los obstáculos incluían trincheras – normalmente con soldados dentro -, fortines, torres de vigilancia y puentes; los enemigos disparaban balas, granadas y misiles a nuestro héroe solitario.

El desarrollo era frenético, constante y duro como una roca.

commando-arcade-coin-op-capcom-xtreme-retro-4

Commando era tremendamente popular en los recreativos por su simplicidad y combinación de shooter de scroll vertical y película de ambientación bélica.

El juego incluso obvió los final bosses en detrimento de un aluvión de enemigos que debían ser eliminados para pasar a la siguiente zona.

Para ayudar a Super Joe había algunas vidas extra y numerosas cajas de granadas, totalmente necesarias para eliminar enemigos atrincherados, repartidas por el campo de batalla.

Sin embargo, la gran dificultad de Commando garantizaba que el título no era para todo el mundo; incluso completar la primera zona resultaba complicado para muchos jugadores, convirtiéndose en un auténtico devorador de monedas en la época.

commando-arcade-coin-op-capcom-xtreme-retro-5

El éxito en los salones recreativos era sinónimo de conversiones para sistemas domésticos y Commando fue una de las recreativas más adaptadas.

A la vanguardia de Europa se situó Elite Systems con sede en Walsall, una compañía relativamente pequeña que, según las leyendas urbanas, arriesgó todo en la producción de varias versiones del juego para la navidad de 1.985.

Elite, animada por el éxito de sus licencias de Airwolf y Frank Bruno, se impuso a la feroz competencia de Ocean Software para adquirir los derechos de Commando.

Steve Wilcox de Elite comentó lo siguiente sobre su reunión con Capcom: “Ofrecimos de inicio 25.000 libras, pero decidí hacer la oferta sobre una base de 100.000 unidades con un royalty de 65 peniques por unidad.

¡Así que la oferta ascendió de inmediato a 65.000 libras!.

Después de un par de horas de muchos nervios nos llevaron a la oficina de un abogado y el trato se cerró el mismo día”.

commando-arcade-coin-op-capcom-xtreme-retro-6

Elite resultó vencedora, superando al Rambo de Ocean, aunque no todas las versiones alcanzaron el mismo nivel de calidad, tal y como era de esperar teniendo en cuenta la intensidad del original.

Las conversiones de Elite también dieron lugar a otro cambio de nombre ya que adquirió una temática sci-fi y la denominación de Space Invasion para el lanzamiento en Alemania, donde los soldados humanos se convirtieron en robots cromados en un incongruente escenario selvático.

La variación de calidad entre las conversiones no afectó a las ventas, y las cifras publicadas por Capcom en 2.009 sitúan a esta franquicia en el número trece de las más vendidas.

Aprovechando el gran éxito Elite planificó una secuela creada por ellos, bautizada de forma poco original como Commando 2, después Commando ’86 y más tarde Commando ’87.

El juego fue retrasándose y finalmente apareció como parte de su recopilación Hit Pak en 1.987, pero al final se acabó pareciendo más a otro arcade legendario de los salones recreativos como Gauntlet, que al inimitable Commando de Capcom que tanto admiramos.

commando-arcade-coin-op-capcom-xtreme-retro-7

A pesar de su enorme éxito en los salones recreativos y en las versiones domésticas, Commando no tuvo secuela oficial hasta 1.990, aunque su influencia se dejó notar en títulos como Gunsmoke con su atractivo look de western.

En la secuela, esa genialidad llamada Mercs, Super Joe forma parte de un grupo de tres mercenarios conocidos como Wolf Force, cuya misión era rescatar al presidente de un país ficticio llamado Zutula que había sido capturado por rebeldes.

mercs-arcade-coin-op-capcom-xtreme-retro

Un tercer juego, Wolf Of The Battlefield: Commando 3, fue lanzado en 2.008.

Con todo, la popularidad de Commando puede desconcertar a algunos.

Juegos coetáneos de temática similar como Green Beret, Ikari Warriors o Contra contaban con power-ups y vehículos; sin embargo, Commando fue el primer gran lanzamiento de este género y todos sus sucesores han tomado prestados elementos de jugabilidad y diseño.

Fue lanzado en un momento en que las películas de acción eran especialmente populares para los aficionados al cine, y se convirtió en una pieza fundamental en la historia del videojuego.

Por eso no debería sorprendernos su gran éxito y sobresaliente interpretación de los Run ‘N Gun, ya que es el mejor y más claro exponente del género.

Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.