CÓMO VALORAR UN JUEGO RETRO

Sonic Knuckles Pixel Art Funny

En Xtreme Retro acostumbramos a desgranar títulos más o menos antiguos.

Sin embargo, es preciso cuestionarse si estos deben recibir el mismo trato y consideración que los últimos disparates tecnológicos.

Y la respuesta es, tal como cabía esperar, tajantemente negativa.

Tanto es así que los juegos retro difieren considerablemente con respecto a los actuales, y su valoración debe efectuarse en términos distintos.

No basta con ceñirse a los gráficos minimalistas y la simplicidad del control.

Por ello, amigos y estudiosos de la retroanalítica, queremos ofreceros una serie de recomendaciones concisas y útiles a la hora de enfocar la crítica hacia clásicos.

ANÉCDOTAS, LAS JUSTAS

Puedes recurrir a tantas anécdotas nostálgicas como consideres oportuno, pero refuerza su valor real, o asume que carecen de importancia alguna.

Si, como el arriba firmante, empleabas las clases de matemáticas para jugar al excelso Super Mario Land evadiendo la atenta mirada del profesor, por citar tan sólo un ejemplo, nos parece perfecto.

Pero ten presente que todos esos detalles poco o nada tienen que ver con el juego en cuestión.

NO TE CREAS INDULGENTE CON EL APARTADO GRÁFICO

Las producciones de la vieja escuela no precisan de tu aprobación, ni una afirmación tan petulante como “el juego resulta divertido, a pesar de sus gráficos anticuados” o ” a nivel visual no ha envejecido del todo bien“, porque desde un punto de vista plástico, aquellos gráficos añejos eran infinitamente superiores a los de cualquier título actual.

Menos realistas, quizá, pero aún así muy superiores.

Para que nos entendamos, el aspecto visual del popular Street Fighter IV no consigue superar, ni de lejos, al de su precursor Street Fighter II, por una sencilla razón: el mito de los salones recreativos es una de tantas culminaciones de la estética pixelada, en una época donde los programadores centraban sus esfuerzos en las gloriosas 2D.

Por contra, los gráficos de Street Fighter IV son un peculiar refrito entre lo moderno y lo clásico, y el resultado de una serie de decisiones – que, mal nos pese, no atañen al proceso de creación, sino a concienzudos estudios de marketing – que pretenden una balanza entre el juego original y aquellos de última generación, con unos resultados no siempre satisfactorios.

Dicho de otro modo.

En los tiempos de Rygar los gráficos eran justo como debían ser, y no como se suponía que tendrían una mayor aceptación por parte del gran público.

Así que, cuando vuelvas a mirar de soslayo al bueno de Pac-Man con un pretencioso “lo importante no eran los gráficos, sino la jugabilidad“, piénsatelo dos veces, porque te quedarás con el culo – conceptualmente hablando – al aire.

NO TODOS LOS JUEGOS RETRO ENAMORAN

Pikachu Pokemon Pikel Art Funny

Huelga decir que no todos los juegos clásicos fueron revolucionarios, ni cambiaron el curso de la industria.

No en vano, tal como sucede en nuestros días, la gran mayoría pecaban de mediocres.

Si bien es justo reconocer que dicho sector no se había convertido todavía en esa suerte de monstruosidad carente de alma y obsesionada por el beneficio inmediato.

Pese a ello, reinaban con mano de hierro los altos ejecutivos, publicistas, y un largo etcétera.

Tanto es así que la proporción de clones del mítico Space Invaders podría compararse, sin excesivo margen de error, con los herederos de Sonic, o del Gears of War en estos tiempos que corren.

Pero también es preciso rendirse ante la evidencia y, llegado el caso, admitir que, puestos a comparar los presupuestos y tiempos de desarrollo, se puede inferir que la industria actual es tanto o más avariciosa, pero mucho menos avispada.

TEN PRESENTE LA PERSPECTIVA HISTÓRICA

Diseccionar un juego clásico consiste, además, en operar con numerosos datos que aluden a toda clase de elementos, y van mucho más allá de un rosario compuesto por años de lanzamiento o catálogo disponible.

Es conveniente, y altamente recomendable, comprender los porqués de su existencia, los movimientos sociales, las modas latentes, y las particularidades del mercado que antaño ensalzaron a no pocas plataformas en detrimento de otras.

Y es que, la historia cultural que abarca desde los grandes movimientos y expresiones artísticas hasta las anécdotas que endulzan los libros, no está formada, ni mucho menos, por capas impermeables; sino por ondas que contaminan todo a su paso, confluyen y se distancian, y es preciso saber interpretar.

Sirva el triunfo de NES en los Estados Unidos a modo de ejemplo.

¿Se debe, como suele decirse, a las bondades del excelentísimo Super Mario Bros?.

¿O quizá deberíamos remontarnos algunos años hasta los desmanes comerciales de Atari, y al fracaso de la industria en los albores de los ochenta?.

¿Qué os parece más creíble?.

PESE A TUS CONOCIMIENTOS PREVIOS, SIGUE PROFUNDIZANDO EN EL PASADO…

Poco importa lo que creas saber de videojuegos.

Acepta que nunca sabrás lo suficiente.

Cualquier estudioso del pasado es plenamente consciente de que todavía queda mucho por descubrir: sistemas inesperados que sólo se distribuyeron parcialmente en su país de origen, títulos que fueron comercializados sin licencia alguna, …

Felizmente, cada nueva pieza aporta consigo más información acerca del pasado, y permite evaluarlo con mayor efectividad.

De nada sirven los records mundiales a batir.

Persiste en tu curiosidad y el afán por desempolvar aquellos detalles referentes a compañías, sistemas y juegos que poca gente recuerda.

…DE ESTE MODO, PODRÁS INTERPRETAR EL PRESENTE

Esta breve reflexión es fruto de un interesantísimo debate que un servidor mantuvo hace escasos días con Juan Prados, un viejo conocido de esta humilde página, y nace como respuesta a un recomendable artículo gestado por Marina Navarro, una virtuosa del píxel que se está labrando una trayectoria intachable.

Pero desde Xtreme Retro queremos ir un paso más allá.

¿Verdad que todos estos consejos se pueden aplicar del mismo modo a la industria actual?.

En efecto, porque profundizar en el conocimiento nunca pasa de moda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.