CONVERSIONES DE SLY SPY

Alerta… alerta…

El Consejo Mundial ha atacado de nuevo, el Presidente está en peligro y sólo un hombre puede hacerles frente…

Contacten con Sly Spy: sólo él puede salvar el estilo de vida americano…

Corto.

AMSTRAD CPC

Este port ofrecía una de cal y otra de arena.

Los gráficos estaban muy bien y conservaban el look de la recreativa, pero la ausencia total de sonido, dentro del juego, sigue siendo un misterio.

La mecánica era muy divertida, a pesar de sufrir de un sistema de detección de colisiones bastante malo.

COMMODORE 64

Nos entusiasma la manera en la que se le mueven los pantalones a nuestro agente en la intro.

Pero eso no es nada: el Sly Spy de C64 es la mejor versión de 8 bits.

Tenía una música excelente, cortesía del gran Geoff Follin, un suave scroll parallax y por encima de todo, era divertidísimo.

ZX SPECTRUM

Incluso bajo las limitaciones de aquel hardware, Dean Belfield y el equipo de Software Creations hicieron un trabajo bastante digno, e impresiona bastante ver cómo surge la ciudad durante la caída libre.

Pero la lentitud de nuestras balas hace que los duelos contra los jefes sean un poco más difíciles.

AMIGA

A pesar de la increíble música de Geoff Follin, y unos sprites, a primera vista, casi idénticos a los de la recreativa, fue un port decepcionante.

La lentitud de movimientos, la infame detección de colisiones y la pequeña pantalla del juego hacen palidecer a esta versión frente a la de Commodore 64.

ATARI ST

En cuanto a gráficos es posiblemente la mejor versión doméstica de Sly Spy.

La música es peor que la de Amiga, pero los FX no estaban mal.

En términos de jugabilidad era bastante más lenta que la recreativa, aunque el resultado global estaba muy por encima de lo conseguido en Amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.