COURIER CRISIS

EN PLAYSTATION…

Courier Crisis Sony PlayStation Pixel Art Xtreme Retro

Si no meten demasiado la pata a la hora de programar, una idea original, acompasada por un planteamiento divertido, suele ser siempre una garantía de éxito.

Dicho lo cual, Courier Crisis parte de una buena premisa – prácticamente nos estamos refiriendo a una actualización del clásico Paperboy – y un desarrollo que mezcla velocidad, habilidad y espectacularidad a partes iguales, junto con algunas pequeñas dosis de salvajismo.

El cóctel resultante debería entusiasmarnos, tal como dicta la lógica, pero el paupérrimo movimiento de pantalla y nefasto escalado de elementos, tales como edificios, coches o personas, nos impiden dar saltos de alegría.

Courier Crisis Sony PlayStation Xtreme Retro 1

Peor aún: en los giros todo parece ir a trompicones, pues nos encontramos frente a uno de los programas más bruscos de todos cuantos se recuerdan para la gris de Sony.

Ignoramos si la cantidad de elementos móviles o la riqueza de los escenarios ha podido influir de una manera tan nociva en el resultado final, pero en cualquier caso, no está a la altura de semejante consola.

Dejando a un lado este espinoso tema, lo cierto es que Courier Crisis hace gala de unos cuantos elementos destacables, que bien podrían haberle catapultado a la fama.

Courier Crisis Sony PlayStation Xtreme Retro 2

La mecánica es tremendamente agitada, poco variada quizá, pero ornamentada por grandes dosis de velocidad, mil circunstancias que pondrán a prueba vuestros reflejos, puñetazos – o patadas – por doquier, la agradecida posibilidad de demostrar vuestras dotes como malabaristas sobre la bici, y tantas otras sorpresas que no os concederán descanso alguno.

Llegados a este punto, lo único objetable en cuanto a su progreso es que algunas fases se antojan excesivamente cortas o parecidas entre sí.

Nada grave, no obstante, ya que en términos generales cumple de sobra con su cometido.

Courier Crisis Sony PlayStation Xtreme Retro 3

Así pues, en caso de haber solventado ciertos problemas técnicos, Courier Crisis en PlayStation sería un título muy a tener en cuenta entre los seguidores de Road Rash o ESPN Games.

Tristemente, es apenas una sombra de lo que podría haber sido, teniendo en cuenta el original concepto del que parte.

En suma, un claro ejemplo de una buena idea echada a perder por culpa de unos giros violentos e incontrolados que a duras penas nos permiten reaccionar y disfrutar de lo mucho que hay en pantalla.

…  Y EN SATURN

Courier Crisis Sega Saturn Pixel Art Xtreme Retro

Poco después de su debut en PlayStation llegó la versión para Saturn.

Y una vez más, se repitió la constante de todos los juegos de BMG que habían aparecido para ambas consolas.

Courier Crisis Sega Saturn Xtreme Retro 1

Pese a que no era lo habitual, algunas adaptaciones de Saturn aventajaban con holgura a las de PlayStation, incluso cuando las disponibles para la máquina de Sony fueron las últimas en aparecer.

En el caso que nos ocupa, las diferencias con respecto a PlayStation son meramente técnicas, ya que los niveles se mueven con una suavidad inusitada, lo que repercute de forma directa sobre su jugabilidad.

Courier Crisis Sega Saturn Xtreme Retro 2

Por lo demás, Courier Crisis sigue siendo un juego trepidante, salvaje y original, rebosante de escenarios profusos en detalles, y que aúna ideas de Road Rash con otras tantas ya vistas en la fase de conducción de La Jungla de Cristal.

Courier Crisis Sega Saturn Xtreme Retro 3

Un programa, en suma, colmado de violencia y que supuso, además, una grata sorpresa entre los incondicionales de Saturn ávidos de buenos juegos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.