CREENCIAS POPULARES DEL MUNDO DE LOS VIDEOJUEGOS PARTE 4

Nos acercamos peligrosamente a la recta final de este mal llamado reportaje que en breve dará paso a un extenso artículo basado en una de las franquicias más prestigiosas y galardonadas del mundo de los videojuegos.

Si amigos, próximamente estará disponible un especial de la mítica saga vampírica de Konami.

Por el momento nuestro cometido pasa por cuestionarnos algunos de los últimos mitos que han acompañado desde hace numerosos años a la industria del ocio electrónico, y con ellos dar por zanjado este tema que tantas pasiones y debates han suscitado en la sociedad actual.

LOS JUGADORES HARDCORE SON MARGINADOS SOCIALES

Las estrictas normas sociales impuestas en los países asiáticos, y muy especialmente en Japón, han dado como resultado diversas bandas callejeras e incluso reiterados actos de suicidio como forma de protesta frente a una sociedad que pretende controlar la vida y las pautas de conducta de cada individuo desde su más tierna infancia.

En menor medida este proceso ha derivado en los denominados hikikomori, jóvenes que se recluyen a si mismos en su habitación para poder así disfrutar de sus consolas y ordenadores plácidamente, desvinculándose del mundo exterior que les resulta ajeno.

Esta pauta de actuación también se ha visto reflejada en el viejo continente europeo, si bien la realidad que existe tras dicha situación es radicalmente opuesta.

Pues un individuo que no se integra en la sociedad no requiere forzosamente de videojuegos que le impidan adaptarse a esta.

De hecho, los videojuegos con frecuencia se prestan a jugar en compañía o bien a relacionarse con otros usuarios, aunque sea a través del distante modo online.

Sin embargo, del mismo modo que el perfil de jugador hardcore difiere en gran medida con respecto a los usuarios japoneses, otro tanto de lo mismo sucede con los aficionados americanos, que si parecen enajenarse en su propio mundo y privarse a si mismos de todo contacto exterior en la medida de lo posible.

LAS EMPRESAS DESARROLLADORAS SOBORNAN A LOS MEDIOS ESPECIALIZADOS

No vamos a negar a estas alturas que dentro del sector siempre hay una mínima parte de profesionales que ofrecen un trato especial dentro de un medio concreto, ya sean revistas o páginas web, a cambio de la siempre bien recibida publicidad.

Existe además otro perfil de periodista independiente que, temeroso de poner el grito en el cielo y rebelarse contra una compañía o bien contra un juego socialmente bien aceptado, endulzan su crítica para no causar más revuelo social del estrictamente necesario ni suscitar las molestias de empresa alguna.

No obstante, es preciso recalcar que esta clase de individuos son los que menos, y juegan en otra liga que nada tiene que ver con los grandes profesionales del sector, independientemente de sus méritos o su prestigio, personas honestas donde las haya que en ocasiones ven silenciada su voz, y cuyo único pecado es ir en busca de la sinceridad en sus comentarios, que pueden despertar rencores en función de si la nota final es un 8 o un 9, por citar solo un ejemplo.

Por eso en Old School Generation nunca pondremos notas ni puntuaciones en los análisis referentes a los videojuegos, pues poco nos importa un número, ni los decimales que le pudieran seguir.

Porque los videojuegos son una obra de arte en si mismos, una pasión que todos compartimos y de la que todos somos partícipes.

Y es preciso que sean los lectores los que saquen sus propias conclusiones.

Dicho esto, si se diera el caso en que algún respetable director de una poderosa compañía leyera esto, ha de saber que me vendo al mejor postor y que estoy dispuesto a defender que aquella ponzoña de Bubsy 3D o incluso aquel título vomitivo tan desafortunado que responde al nombre de Superman 64 son los mejores juegos del mundo, y mi profesionalidad bien puede comprarse con el vil y sucio dinero.

Bien, bromas aparte, aquí concluye esta pequeña y amena reflexión que he querido compartir con todos vosotros.

El siguiente reportaje tendrá como protagonistas indiscutibles al temible Vlad Tepes y a las infernales criaturas de la noche que suponen el azote de las buenas gentes del lugar.

Hasta entonces, nos vemos como siempre por Old School Generation.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.