CRISIS CORE: FINAL FANTASY VII

A la enésima va la vencida: por fin un juego que sabe retomar al legendario Final Fantasy VII.

Tantos años después de su lanzamiento, Final Fantasy VII sigue siendo el espejo en el que se miran muchos juegos de rol, incluyendo también a los de su compañía madre, Square Enix.

Un referente creado por dos factores: por un lado, el carácter de mito que rodea al título que hizo explotar el género de los J-RPG en Occidente, ganándose el cariño de los jugadores para siempre.

Pero también se impone la capitalización de la nostalgia, por la que Square rentabiliza uno de sus mayores éxitos con películas, anime y juegos nuevos de acierto relativo… el éxito merecido sólo cuando se ha optado por retomar la historia que latía en Final Fantasy VII.

NUEVO HÉROE, NUEVA TRAGEDIA

Zack, miembro de SOLDADO como Cloud, jugaba un papel trágico en Final Fantasy VII para PSX.

Su función era la de enfatizar el pasado dramático que rodeaba al protagonista, quien necesitaba a gritos un toque de carisma e interés.

Luego vendría la muerte de Aerith y el pique con Sephiroth, pero esa es otra historia.

El potencial de Zack era evidente, y su historia es la mejor elección para un nuevo juego basado en Final Fantasy VII.

Para narrar la tragedia de Nibelheim, Crisis Core recupera a personajes imprescindibles de la serie.

No puede faltar Cloud, soldado raso que ve en Zack su modelo a seguir – curiosa y acertada inversión de papeles -; la inefable Aerith, amiga del protagonista, mientras que Sephiroth es un improbable héroe.

A ellos se unen personajes como Angel, atribulado superior de Zack, o Génesis, encarnado por la estrella del J-Rock, Gackt.

El argumento está repleto de momentos épicos y giros dramáticos, pero su núcleo es la evolución personal de Zack.

El protagonista pasa de ser un arrogante y despreocupado guerrero a un soldado que abre los ojos al dolor que le rodea y transforma para siempre.

Que éste sea el eje del juego lo hace muy atractivo, casi imprescindible… aunque hay un “pero“.

Gran parte del atractivo de Crisis Core se basa en el tirón de Final Fantasy VII.

Este factor hace mucho menos accesible el juego a los neófitos… pero siendo sinceros, “si no sabes torear, pa’ qué te metes“.

Y con todo, incluso los mayores expertos en Final Fantasy VII encontrarán ciertas incongruencias, debidas a las licencias que se han tomado en Square Enix con respecto a la historia original.

En definitiva: minucias que no han de alejarnos de este gran juego para PSP.

EL GUERRERO MODERNISTA

Por suerte, no todo es clasicismo; Crisis Core no retoma el sistema de combate por turnos de su inspirador, sino que se adapta a la nueva corriente de la saga.

Aquellos que disfrutaseis de Final Fantasy XII – o mejor aún, de Vagrant Story -, no tendréis problemas para familiarizaros con el manejo de Zack durante las batallas.

Tras la limitada exploración de cada escenario, los combates tienen lugar de forma similar a lo visto en juegos como, por ejemplo, Kingdom Hearts: nos movemos en torno a los enemigos, señalando a uno de ellos como objetivo de nuestros ataques.

Los golpes son automáticos, tras escogerlos con L o R y pulsar X; si bien para realizarlos debemos esperar a completar las habituales barras temporales.

Es, con todo, un sistema de lucha tan ágil, dinámico, preciso y entretenido, que apenas se diferencia de un juego de acción en tiempo real.

Además de ataques físicos, Zack cuenta con los consabidos hechizos, mejorables a base de esferas de Materia que se pueden combinar y colocar en los slots del inventario, y para dinamizar aún más este desarrollo, Crisis Core introduce el sistema Digital Mind WaveDMW -.

Esta especie de tragaperras doble combina las variaciones de números con las de rostros de personajes del juego.

Cuando una de esas combinaciones coincida, se activan estados mejorados para Zack, espectaculares ataques límites o incluso nuevas escenas y recuerdos, basadas en la situación del protagonista y su equipamiento… todo con tal de potenciar el “factor flipe” de las batallas.

IMPORTA EL REGALO, NO EL ENVOLTORIO

Gracias a una versión adaptada del motor gráfico de Final Fantasy X-2PS2 -, Crisis Core luce impecable en PSP.

A unas secuencias CGI a la altura de lo visto en Advent Children se unen unas cinemáticas donde la expresividad de los personajes es total; mucho mimo visual, sí, pero dedicado casi todo a los personajes y los efectos gráficos de los combates.

Por desgracia, los escenarios no gozan de ese nivel de detalle, y para más inri se recurre a trampillas como las invocaciones, que son secuencias pregrabadas.

Otro detalle un poco molesto es que, para tratarse de un juego dirigido a una consola portátil, Crisis Core exige una atención casi absoluta al usuario.

No es posible saltarse las escenas, ni siquiera las secuencias de los ataques límite.

Cabe señalar, eso sí, que es casi preferible.

Crisis Core no es un título para echar una partidita en el metro y cortar en pleno momento trágico, sino que requiere ser disfrutado con tranquilidad.

Crisis Core es, en definitiva, un regalo para los fans, los mismos seguidores que encumbraron la saga Final Fantasy.

EN SÍNTESIS

Los sinsabores de juegos como Dirge of Cerberus nos hacen recibir con los brazos abiertos este Crisis Core.

Y los posibles reproches no son sino menudencias, que no impiden disfrutar con esta joya de PSP.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.