CROC 2

Si quieres algo que mida cuatro metros, pese lo mismo que un Fiat Punto y tenga unos dientes como cuchillas de afeitar ve al zoo.

Pero, si prefieres tenerlo en casa dentro de un bonito juego de plataformas para niños, será mejor que te decantes por Croc 2.

Como su predecesor, se trata de un juego meloso, sin nada que pueda sorprender, corromper o pervertir a todo boy scout que se precie.

Es tan mono… Croc salta y ahuyenta a los malos pegándoles con la colita o atizándoles con el trasero en la cabeza.

Nadie muere, nadie sangra y nadie muestra sus partes impúdicas.

Nuestro principal reproche al primer título de la serie fue que, comparado con otras aventuras en 3D, el diseño de los niveles era demasiado simplista.

En lugar de hacerlos más complejos, Argonaut decidió seguir el camino marcado por Crash 3, aumentando las dimensiones e introduciendo más variedad.

Ahora, entre salto y salto, Croc puede volar en planeador o conducir un coche.

No es que sea muy original, pero al menos añade un poco de longevidad al juego.

Bajo el exuberante acabado de Croc 2 se sigue percibiendo algo que recuerda los remiendos de Frankenstein.

Todavía se adivinan los puntos de sutura para ensamblar aquellas partes en que nuestro héroe conduce, salta o planea – eso incluye los típicos golpes de trasero, montar en la vagoneta de una mina, destrozar cacharros y encontrar la dichosa llavecita que todos los fans de los plataformas piden a gritos -.

Si tenemos en cuenta el público a quien va dirigido, esta familiaridad podría no estar mal del todo, evitando quejas del estilo “¡No puedo con esto!”, que hasta algunos usuarios experimentados repetían jugando a Bichos.

Croc 2 está pensado para aquellos padres que quieren mantener al crío ocupado mientras ellos se dedican a otras cosas.

Pese al encomiable empeño por combatir el sexo y la violencia que empapa a la mayoría de los adultos, hay ciertos aspectos preocupantes.

Es difícil decir algo en contra de los bonitos títulos diseñados para los reyes de la casa, pero los más talluditos del lugar tal vez considerarán que la dulzura infantilizada de Croc es, en sí, un tanto indigesta.

Bonito no tiene por qué significar simple.

Frustrar a los aficionados más jóvenes termina siendo contraproducente, pero todos sabemos que los niños a menudo son más hábiles y listos con los juegos que muchos adultos.

Si te sientes decepcionado porque los 45 niveles de Croc 2 no alcanzan ni por asomo las dimensiones de Spyro o la dificultad de Tomb Raider, no será porque no te hemos avisado.

EN SÍNTESIS

La etiqueta “para niños” nos pone la piel de gallina, porque a menudo no es más que una excusa para relegar el argumento y ofrecer una acción pobre.

Pero como mínimo, es justo reconocer que Croc 2 ofrece mucha variedad y unos gráficos elaborados.

PROS Y CONTRAS

Funciona el doble de rápido que el original, hay más variedad y con sólo un 60% de plataformas puras.

Aunque su carácter empalagoso no agradará a todo el mundo, tampoco tiene una sola escama de originalidad y los 45 niveles de que dispone tal vez no sean lo bastante largos y complejos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.