¿CUÁNTAS VECES ESTÁS DISPUESTO A COMPRARTE UN MISMO JUEGO?

Pues aunque a priori la respuesta parece bastante simple, UNA sola vez, en la práctica no lo es tanto, y las compañías lo saben, y pretenden rentabilizar sus inversiones en el desarrollo de juegos, que ya les han reportado cuantiosos beneficios, relanzando el mismo juego con algún pequeño añadido y cobrándolo al precio de un juego nuevo.

Una práctica realmente cuestionable, pero perfectamente legal y es que nada impide su realización.
De hecho, si las compañías persisten en este propósito es sin duda porque les reporta beneficios, o lo que es lo mismo, la gente lo sigue comprando.

Cada vez resulta más notoria la falta de ideas en los juegos que se lanzan al mercado, y las propias compañías desarrolladoras no tratan de ocultar lo evidente, que en muchas ocasiones copian las mismas fórmulas que ya les dieron éxito en el pasado, plagiándose a sí mismos, y en el peor de los casos, relanzan el mismo juego con insignificantes cambios en su desarrollo.

Capcom es una grandísima compañía a nivel mundial, pero que no duda en aplicar estas mal llamadas prácticas comerciales para incrementar su volumen de negocio, y aunque me sirvo de ella a modo de ejemplo, no es ni de lejos la única.

Alguien recuerda, por citar alguno, el famoso Soul Calibur IV de Namco, donde cada versión doméstica contaba con personajes que lo hacían único… Hasta que pagando podías adquirir el personaje que no se había incluido en la consola elegida?

Desde luego, resulta evidente que no se incluyeron los personajes en sus respectivos juegos por falta de espacio, sino atendiendo a la pura codicia de la compañía.

Los casos de Capcom son tanto o más sonados, si bien están de plena actualidad, aunque lo realmente novedoso es que lleva haciéndolo durante largos años y aun nos llama la atención este hecho.

En breve, los usuarios podrán jugar a una nueva versión de Street Fighter IV.
El juego fue lanzado en prácticamente todos los sistemas, a excepción de Wii por razones obvias, atendiendo a la falta de capacidad de la consola de Nintendo.
Hizo su aparición incluso en PC, algo digno de mención.

Como juego, es una autentica delicia, la culminación de una saga que siempre se ha mantenido como un referente sobre el resto de juegos de lucha, desde que aquel recordado Street Fighter II revolucionó el concepto de la lucha.

Como os iba diciendo, dentro de poco los usuarios podrán disfrutar de las bondades de Super Street Fighter IV, que contiene grandes alicientes como 8 nuevos personajes, cada uno con su respectivo escenario, algún ligero cambio en el modo online y… Para de contar.
Falso! Me equivocaba! Que se llama “Super” oigan!
Ya es otro notable cambio que apuntar a la lista.

Llegados a este caso, me pregunto, no hubiera sido preferible que Capcom se hubiera guardado estos personajes para un nuevo juego de la serie, y darle un lavado de cara con un nuevo y mejorado motor gráfico, en lugar de relanzar el mismo juego una y otra vez?

Es más que probable que los lectores coincidan conmigo, si bien la elección de Capcom no está carente de cierta lógica.

Partiendo de la base de que ya tienen el juego desarrollado y finalizado, es mucho más rentable añadirle un número limitado de personajes, y venderlo al precio de un juego nuevo.

Y aunque las ventas no sean tan espectaculares como las del título original, poco importa en realidad, pues los gastos invertidos en su desarrollo son mínimos, y además seguro que consiguen vender el título a algunos fans de la saga que aun dudaban sobre su adquisición, e incluso aquellos que ya se habían hecho con él volverán a comprárselo si eso les permite jugar con sus nuevos personajes.

Confiemos en que al menos tengan a bien incluir en el juego los trajes que se pusieron a la venta por separado, incluso antes de lanzar el juego original…

Otra de las grandes sagas de la empresa nipona, tampoco se libra de la controversia.

Nuevamente, tenemos ante nosotros una versión modificada de Resident Evil 5.

Recuerda en gran medida a lo visto en el remake del primer Resident Evil para PlayStation, bajo el nombre de Director’s Cut, si bien el aliciente de este juego era mucho mayor que el de la nueva versión lanzada en breve para PlayStation 3.

Y aunque aquí no se ha hecho referencia a una posible versión de XBOX 360, que aparentemente no entra en los planes de Capcom, no sería de extrañar que se incluyera alguna aplicación para Project Natal por vía descargable, o incluso el nuevo capítulo del juego, previo pago, evidentemente.

En cuanto al juego, Alternative Edition, permite jugar un nuevo capítulo con Chris y Jill, y como os decía utilizar el mando de “Wand” para jugar.

Os parece poco?
Seguro que la gente de marketing de Capcom os tacharían de demasiado exigentes.

Sin embargo, aunque me he centrado en Capcom para ilustrar el negocio que las compañías hacen con los usuarios, no son pocas las empresas que consiguen cuantiosas ganancias extra revendiendo el mismo juego.

Halo, GTA, Call of Duty, Pokémon, y un larguísimo etcétera de títulos que ya cuentan con más de un año a sus espaldas se relanzan al mercado con mínimas novedades que no justifican en absoluto el desembolso de lo que cuestan, que en la actualidad vienen a ser unos 70 euros por un juego de idéntica factura a otro que, por el tiempo que lleva en el mercado, es decir, está anticuado, o desfasado, vale menos de la mitad.

Ojo, que no critico aquí los juegos viejos ni mucho menos; no en vano, el credo de esta página se fundamenta en juegos de corte clásico, que son ya de un valor incunable.

Pero admitámoslo, en una industria como la del videojuego, los juegos se deprecian rápidamente, y pasado un plazo de tiempo superior a un año, dejan de considerarse como nuevos y pierden gran parte de su atractivo, por lo que o bien dejan de venderse, o bien ven rebajado su precio de forma notable si quieren seguir siendo competitivos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.