CYBERNATOR

El protagonista de este cartucho es un joven de 22 años que, tras finalizar el servicio militar en la marina estadounidense, ha decidido ingresar en el cuerpo de elite Assault Suits.

Esta denominación procede de los trajes utilizados por sus miembros, que aumentan la fuerza y el poder destructivo hasta límites insospechados.

Toda una garantía de éxito a medida.

El juego nos traslada a un futuro imaginario, en el que se enfrentan las dos grandes potencias terrestres para conseguir los derechos del escaso combustible existente y obtener el control sobre las colonias situadas en la Luna.

Para cumplir nuestro objetivo, tendremos que aprender a dominar a la perfección uno de los trajes de asalto, que dispone de las últimas novedades tecnológicas como: una ametralladora positrónica, un pequeño reactor, poderosos puños de combate y un eficaz escudo de titanio.

Además, es posible ampliar nuestra capacidad destructiva recogiendo las cápsulas aparecidas durante el desarrollo.

Con ellas podremos elevar la energía, aumentar el poder del armamento utilizado o capturar nuevos ingenios bélicos – misiles, láser o bombas de napalm -.

El protagonista no lucha por patriotismo o por justicia, sino que combate “porque soy un soldado y mi deber es sobrevivir antes de que el contrario acabe conmigo.

He decidido tomar parte activa en este conflicto para impedir que me exterminen“.

Claro como el agua; con estas palabras queda perfectamente definida la filosofía del título.

Sin duda, estos maravillosos trajes, capaces de eliminar por sí mismos a todo un ejército, hacen que la contienda se presente más interesante.

Dicho esto, Cybernator destaca especialmente por su buen diseño.

Hay que utilizar los seis botones del pad y cada uno tiene una función específica.

Afortunadamente, la acción, pese al elevado número de mandos, jamás resulta demasiado complicada.

El juego posee unos gráficos espectaculares, sobresaliendo con luz propia los escenarios metálicos, los robots y los decorados.

También es preciso reseñar las magníficas animaciones, que incorporan nuevos detalles de calidad al cartucho.

Las melodías son dignas de loa, destacando el sonido FX – explosiones, disparos y rayos láser -.

Y un último consejo: no avances muy deprisa o tu barra de energía descenderá vertiginosamente.

DIFERENCIAS

Aunque en el mercado norteamericano y europeo ha sido bautizado como Cybernator, en su versión original japonesa su nombre era Assault Suits Valken.

Nadie sabe el motivo, pero no sólo han traducido el idioma de los mensajes en pantalla – todo un acierto -, sino que también han desaparecido los rostros de los personajes que acompañaban a los textos.

PROS Y CONTRAS

Llegados a este punto conviene destacar, una vez más, la posibilidad de destrozar el decorado, el sonido FX, las explosiones, y por supuesto los gráficos metalizados que acompañan al juego.

En el lado opuesto de la balanza, es justo reconocer su gran dificultad y que, si la concentración de enemigos en pantalla es elevada, los gráficos pueden llegar a flickear.

EN SÍNTESIS

Dicen que más vale tarde que nunca y, en este caso, la sabiduría popular no se equivoca.

Pese al retraso en traspasar nuestras fronteras, Cybernator se saldó con un cartucho magnífico, tan recomendable en la actualidad como en el año de su estreno.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.