DAIGASSO! BAND BROTHERS

Diseñado originalmente para Game Boy Advance bajo el sonoro nombre de Game Boy Music, Daigasso! Band Brothers ostenta el dudoso honor de ser una de las creaciones menos conocidas del R&D2 de Nintendo.
Pese a ello, su mecánica si experimentó una excelente acogida con otras compañías, pues nos estamos refiriendo a un simulador musical en la línea de Konami/Bemani, con representantes del calibre de Guitar Freaks.
Si bien es justo reconocer que su utilización del hardware de Nintendo DS resulta poco usual, aunque por contra, con excelentes resultados.
De este modo, la conexión Wi-Fi se emplea para conectar hasta ocho consolas mediante un único cartucho, permitiendo a cada jugador valerse de un instrumento distinto para tocar en compañía un mismo tema; cuyo repertorio incluye melodías tan famosas como Smoke on the Water, canciones clásicas de la propia Nintendo, e incluso éxitos del J-Pop actual.
Por tanto, la cadencia y el compás de los usuarios, así como su habilidad para repetir secuencias de botones, determinarán si la experiencia se torna en un éxito rotundo o, por contra, un solemne fracaso.
Y si el elenco de composiciones disponible se os antoja insuficiente, el programa incluye un depurado editor con el que podréis modificar las notas a placer, o bien crear otras tantas gracias al micro de la portátil.
Llegados a este punto, es necesario destacar que, pese a su extraordinario potencial, Daigasso! Band Brothers a duras penas ha tenido repercusión fuera del territorio japonés.
Es más, con toda probabilidad, la gran mayoría de lectores desconocerán por completo su existencia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.