DANAN: THE JUNGLE FIGHTER

Danan the Jungle Fighter Sega Master System Xtreme Retro Pixel Art

Uno de los iconos fundamentales de la cultura popular más gañana también tuvo representación, de aquella manera, en nuestra querida Master System.

Danan the Jungle Fighter Sega Master System Xtreme Retro 1

No ha tenido mucha suerte con los videojuegos el cimerio creado por Robert E. Howard en 1.932 para Weird Tales, la cabecera clásica de literatura pulp donde también publicó H. P. Lovecraft.

Danan the Jungle Fighter Sega Master System Xtreme Retro 2

Sendos e ignotos títulos para NES y Commodore 64, entre otros sistemas, y la apócrifa aparición de juegos arcaicos como Barbarian, Rastan, Golden Axe o el cartucho que nos ocupa, Danan: The Jungle Fighter, que son el injusto legado de un nombre propio que, por sí solo, evoca todo un subgénero de fantasía sin chorraditas élficas: la espada y brujería.

Danan the Jungle Fighter Sega Master System Xtreme Retro 3

De hecho, el gran logro de este cartucho consiste en evocar sin cortapisas el ambiente indómito de los relatos originales de Conan, llenos de sangre y pechuga femenina.

Danan the Jungle Fighter Sega Master System Xtreme Retro 4

Con un sistema de combate preciso y una progresión que mezcla el aprendizaje gradual para llevar a cabo ejecuciones, Danan está lejos de ser un machacabotones.

Danan the Jungle Fighter Sega Master System Xtreme Retro 5

Sustituyendo el exceso de tamaño propio de otros títulos coetáneos por el exceso de contrincantes, este parece uno de los primeros juegos orgullosos de reflejar la Era Hyboriana en todo su esplendor… aunque sutilmente camuflada bajo un entorno selvático.

¡Por Crom!.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.