DAVID CAGE, LA SENDA HACIA OMIKRON

David Cage Quantic Dream Xtreme Retro

David Cage estaba obsesionado con la idea de llevar la videonarración hasta sus últimas consecuencias, tal como pudimos comprobar en los recientes Fahrenheit o Heavy Rain.

Esta misma inquietud queda patente en The Nomad Soul, una obra tan revolucionaria que el mismísimo David Bowie aceptó componer la banda sonora, e incluso figurar entre las estrellas invitadas.

 

En Francia, la música se ha evidenciado como una de las maneras más rápidas y eficaces a la hora de convertirse en desarrollador de videojuegos.

El caso de David Cage bien podría considerarse paradigmático: comenzó su andadura profesional como músico para el cine y la televisión, y de forma progresiva le fueron encargando la composición de bandas sonoras para videojuegos que, gracias al desarrollo del soporte CD, se tornaron más complejas.

Desde 1.996, entusiasmado por la reciente aparición de técnicas en 3D, decidió dar el salto y fundó su propio estudio, Quantic Dream, para dedicarse al desarrollo de una aventura que respondiese a sus propias exigencias.

Así nació The Nomad Soul, basado en un mundo imaginario al que llamó Omikron.

Sin embargo, cuando se hallaba a medio camino, se percató de que aún no había reparado en la música; algo que debería haberle preocupado mucho más.

De hecho, tenía en mente encargar, al menos, el tema principal a un compositor de renombre que remplazase la banda sonora.

Eidos, la empresa responsable de Nomad Soul, se puso en contacto con diversas compañías discográficas.

Se mantuvieron conversaciones con Björk y Garbage, pero fue David Bowie quien finalmente, impresionado con las primeras imágenes del juego, no sólo aceptó componer una canción, sino encargarse de buena parte de la banda sonora.

Por aquel entonces David Cage no daba crédito a la noticia: “al principio, tan sólo pensábamos en que nos cediese los derechos sobre algunos temas suyos o, como mucho, que hiciese uno nuevo, peroBowie se implicó más de lo previsto, e incluso aceptó servir como modelo para dos personajes: Boz, una criatura virtual que vive en la red, y el lider de The Dreamers, un grupo ficticio de rock.

Estoy plenamente convencido de que la narración interactiva tiene un gran futuro.

Creo que un día se podrá contar historias interactivas que quizás puedan convertirse, si no en un arte, al menos en un nuevo modo de expresarse“.

Y a tenor de lo visto, razón no le faltaba.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.