DEAD OR ALIVE 4

La saga nacida bajo la arquitectura Model 2 llegó a su cuarta entrega bajo un nuevo hardware, el más avanzado en aquel momento, para ofrecer una experiencia con suficientes cambios con respecto a su predecesor como para hacernos amar la saga completa o detestarla sólo por la presencia de Dead Or Alive 4.

A primera vista, Itagaki y sus expertos programadores han alumbrado un juego muy parecido – quizá demasiado – a Dead Or Alive 3 de Xbox.

Eso sí, en muy pocos minutos y fijándonos bien, comprobaremos que su motor gráfico supera al de cualquier arcade de lucha coetáneo, pero apreciar los cambios en su jugabilidad nos llevará más tiempo.

Unas pequeñas modificaciones en su sistema de lucha han ocasionado gigantescos cambios en el control del título; el más importante de ellos ha sido la reducción del tiempo de efectividad de los counter.

Es decir, si en DOA3/DOAU podíamos hacer counter a casi todos los golpes sin demasiada dificultad, ahora el timing es demasiado exigente, y fácilmente provocará la desesperación entre los aficionados a la saga que no tengan mucha paciencia.

Durante las primeras partidas, es fácil que un personaje controlado por la CPU sea capaz de completar un combo de ocho o diez golpes sin que un jugador, poco iniciado en DOA4, sea capaz de hacer un counter a uno solo de sus golpes.

Para complicar las cosas aún más, los creadores de DOA4 han ampliado el lapso de tiempo entre golpes de cada combo – el jugador puede ajustar la velocidad a la que lanza los golpes – y las animaciones están mejor encadenadas, recordando a los delay combos de Virtua Fighter y poniéndoselo muy difícil a los machaca-counter.

Ahora algunos luchadores pueden levantarse del suelo haciendo una llave cuerpo a cuerpo, y podremos esquivar ciertos obstáculos del escenario mientras atacamos.

La característica jugabilidad y el aspecto de la saga DOA hacen que estos cambios se nos antojen algo limitados para un salto generacional tan grande.

En lo que hemos quedado casi totalmente satisfechos es en el nuevo motor gráfico, que muestra un detalle impresionante en escenarios y personajes.

Los escenarios son inmensos, cuentan con una gran cantidad de efectos gráficos y se han añadido nuevos elementos interactivos.

Las animaciones de los luchadores son muy realistas, y el aspecto de la mayoría – las chicas siguen pareciendo muñecas de porcelana -, presenta detalles de lo más realista como una impecable representación de los músculos y hasta las venas que recorren sus cuerpos.

Lo mejor de DOA4 son sus grandes posibilidades – Historia, Tag Team, Ranking, Sparring… -; la más importante era la de jugar junto a un máximo de tres usuarios – Tag Team – a través de Internet – con todas las posibilidades que Live permitía -.

En cualquier caso, DOA4 es un gran juego, pero se nos antoja demasiado parecido a los anteriores.

¿Qué habría pasado si Tecmo tuviera por aquel entonces, en Xbox 360, competencia de la talla de Tekken o Soul Calibur?.

ESCENARIOS INTERACTIVOS

Ahora los escenarios están repletos de elementos contra los que lanzar al oponente y en los que apoyarnos para golpear.

SPARTAN

El personaje secreto más original del juego es Spartan-458.

Como veis, es un soldado enfundado en un traje como el de Master Chief en la saga Halo.

VALEROSO NINJA

Ryu Hayabusa, protagonista de la saga Ninja Gaiden, es uno de los personajes más efectivos del juego de Tecmo.

EN SÍNTESIS

Gigantescos escenarios, personajes realistas… Dead Or Alive 4 supera con creces a cualquier otro juego de lucha creado hasta la fecha de su estreno, pero esperábamos un cambio más espectacular con el salto generacional.

Una vez más, Tecmo une el rock y la música tradicional oriental de un modo magistral; eso sí, la licencia utilizada en su introducción, Eat The Rich de Aerosmith, suena muy bien, pero no pega ni con cola.

Por lo demás, algunos pensarán que los pequeños cambios en su sistema de lucha lo convierten en un juego único, mientras que los aficionados de las anteriores entregas pueden llegar a aborrecerlo.

Sin olvidar su modo Historia, Tag Team, Sparring… pocos representantes del género podían compararse en posibilidades al título de Tecmo, aunque lo mejor era sin duda su completísimo y adictivo modo online para un máximo de cuatro jugadores.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.