DÉCIMO ANIVERSARIO DE DREAMCAST

Hoy, 14 de octubre del año 2009, se cumplen diez años desde que la última consola de SEGA aterrizara en España.

El proyecto, que se inició con dos líneas de investigación paralelas, fue bautizado en primera instancia con el nombre de Katana, y finalmente conocida como Dreamcast en su versión final.

La consola de SEGA, se lanzó en el mercado con un tiempo record, tratando de adelantarse a la competencia y conquistar el mercado perdido con el fracaso que supuso Saturn para la empresa nipona.

Los grandes éxitos cosechados con la consola, que demostró con creces su gran valía, hacían presagiar un cómodo futuro para la plataforma, pero después de dos años, y con unas ventas que nunca llegaron a superar a las dos consolas con las que compitió de forma directa, PlayStation y Nintendo 64, y en gran parte también por los estragos que le causó la piratería, afloraron los problemas económicos en el seno de la compañía, que se vio obligada a convertirse de forma exclusiva en desarrolladora de software (juegos), dando por finalizada su etapa como productora de hardware.

Desde entonces, la empresa afincada en Japón se ha recuperado en gran medida de todas las pérdidas, siendo una de las compañías más prestigiosas dentro de un sector cada vez más competitivo.

Y aunque hay pocas esperanzas de volver a ver en el futuro una nueva consola de SEGA en el mercado, los usuarios recuerdan con cariño la que fue la despedida de una empresa que ha aportado mucho en el terreno de las consolas, y que durante muchos años fue una de las empresas pioneras en el sector.

.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.