DEMAKE DE LEFT 4 DEAD

Continuamos con la moda de reversionar juegos actuales adaptándolos a un estilo gráfico acorde con los títulos que pudimos disfrutar hace algunos años ya el la revolucionaria, por aquel entonces, NES.

Para la ocasión quería hacer mención a un nuevo título que verá la luz en enero del año 2010, nada menos que el demake del excelente Left 4 Dead, desarrollado de forma conjunta entre Eric Ruth y la gente de Pixel Force, y para alegría de los aficionados el título será completamente gratuito, y estará disponible a través de descarga.

Para más señas, el programa hace gala de una resolución de 256 x 240 píxeles, 16 colores y, al contrario de lo visto en el demake de Final Fantasy VII, para la ocasión si se ha incluido el juego de forma íntegra, respetando la totalidad de misiones existentes.

De este modo, la aventura da comienzo en la parte superior de un edificio, y os veréis obligados a desplazaros por su interior, con el caos más absoluto como protagonista indiscutible de la situación, no exento de ciertos toques de gore, con las inevitables manchas de sangre que salpican suelos y paredes, y por supuesto, pronto harán acto de presencia unos invitados muy especiales que no podían faltar en un título de estas características, vuestros amigos los zombis, completamente pixelados para la ocasión.

Un juego que sin duda promete horas de diversión, y el despertar algún que otro sentimiento que invite a sentir cierta nostalgia de los títulos de antaño, a los que este juego les rinde un más que merecido tributo a su manera.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.